La verdad es que no nos sorprende demasiado

La Senadora por la Región de Valparaíso e Integrante de la Comisión de la Mujer y Género del Senado, Isabel Allende Bussi, se refirió a la reciente renuncia de la ex Ministra de la Mujer y Equidad de Género.
0
54

La Senadora por la Región de Valparaíso, Isabel Allende Bussi, se refirió a la renuncia de la ex Ministra de la Mujer y Género, Macarena Santelices: “Acabamos de conocer la renuncia de la ex Ministra de la Mujer y Equidad de Género. La verdad es que no nos sorprende demasiado. Este fue un lamentable nombramiento, de una persona que no tenía ninguna experiencia, trayectoria, ni siquiera la sensibilidad al respecto, ni en los temas tan necesarios y legítimos para las mujeres”.

En esa línea, la Senadora insistió: “Su último nombramiento fue francamente escandaloso para el ex productor de la Reina de Viña, como Jefe de Estudios. Pero no sólo se trata de eso”.

La parlamentaria planteó que “lo que esperamos es que el próximo nombramiento sea realmente una persona que sí tenga trayectoria, conocimiento y experiencia, y entender las legítimas reivindicaciones de las políticas públicas de equidad de género”.

“Hoy día es de esperar que el Gobierno de Piñera sea capaz de entender la necesidad que tenemos las mujeres frente a las enormes diferencias estructurales de género que enfrentamos a diario” declaró Isabel Allende.

En esa misma línea, la senadora socialista indicó “Además, tenemos un tema muy importante que es la prórroga del Post-Natal, para todas aquellas mujeres que se les termina, porque no hay ninguna posibilidad de acceder a guarderías, a salas cunas ni jardines infantiles, por lo tanto es fundamental apoyarlas. El Gobierno no ha entendido que se trata de proteger a esos niños”.

Finalmente, Isabel Allende declaró que “una vez más la incapacidad de conectarse con la verdadera necesidad de proteger a los niños, de ese contacto estrecho. tienen ninguna posibilidad. Por lo tanto, nosotros pedimos la prórroga del Post-Natal y que este gobierno entienda que es por el deber superior de los niños y esa proximidad tan necesaria en esos primeros meses, incluso en su primer año de vida”