Carta a Subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga J.

Carta dirigida al Subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga R., del Ministerio de Salud, sobre las inquietudes manifestadas por representantes de la FEMPRUSS y firmada por los senadores Allende, Lagos, Latorre y Chahuán.
0
176

Valparaíso, 9 de junio 2020

Señor
Arturo Zúñiga Jory
Subsecretario de Redes Asistenciales
Ministerio de Salud
Presente

En reciente reunión sostenida entre parlamentarios de la región de Valparaíso con representantes de los trabajadores de la salud, en particular asociados a la FENPRUSS nacional, y que en su mayoría se desempeñan en el Hospital de Peñablanca de la comuna de Villa Alemana, nos han manifestado una serie de inquietudes a cerca de su desempeño y situación laboral, que a través del presente hacemos nuestras y solicitamos sean consideradas.

Contexto que sustenta cada una de las solicitudes:
La situación de emergencia sanitaria que vive el país ha causado grandes dificultades para todas y todos los chilenos. Sin lugar a dudas las altas cifras de contagios, así como también el lamentable fallecimiento de un número considerable de compatriotas marcan a diario la realidad que hoy vivimos.

En esta realidad los más afectados son las personas vulnerables de nuestro país, y región, pues si algo ha demostrado esta pandemia son las enormes diferencias que existen entre las y los chilenos, diferencias que también afectan a las y los trabajadores de la salud.

A diario vemos como conjuntamente aumentan los casos de personas afectadas por el Covid 19, también aumentan los contagios en los funcionarios que hoy representan la “Primera Línea” de atención y contención para todos nuestros compatriotas.

En la Región de Valparaíso no estamos ajenos a esta realidad, sabemos del gran número de trabajadores de la salud que se han contagiado en los principales centros de atención regional. Sabemos también de sus carencias y dificultades para desempeñar su labor, pero sobre todo sabemos y conocemos su gran compromiso y entrega, valores fundamentales para enfrentar la difícil situación que experimentamos.

Conocemos sobre la falta de EPP, e insumos en muchos establecimientos, los cueles muestran carencias no necesariamente actuales, pero que ante la sobre exigencia han quedado aún más en evidencia. Sin embargo, y a pesar de esta difícil realidad el trabajo, esfuerzo y profesionalismos de las y los funcionarios del sector ha sido fundamental para superar las dificultades, y hacer frente a la emergencia de mejor manera.

Sabemos que sin estos valores y compromiso demostrados por todos y cada uno de quienes se desempeñan en la salud chilena, nuestro país sin lugar a dudas tendrá cifras, pero principalmente muchos más compatriotas afectados por esta dura realidad.

La pandemia del COVID ha exigido al sistema de salud una alta demanda que ha sobrecargado de trabajo a todos los funcionarios y funcionarias de la salud pública. Dicha sobre exigencia del sistema ha causado problemas para el cumplimiento de metas relacionados a los programas de mejoramiento de gestión (PMG) y Convenios de Desempeño colectivo (CDC) que se establecen de forma trimestral, y que en definitiva repercuten en la labor, calificación y remuneración de los trabajadores de esta área.

A esto se suma la complicación que existe para otorgar la atención programada, dada la priorización que ha habido del tratamiento de enfermedades respiratorias provenientes del coronavirus, lo cual ha significado la suspensión y postergación de horas médicas y de intervenciones quirúrgicas relativas a otras especialidades.

Por esto, dada la excepcionalidad de encontrarnos frente a una pandemia mundial, es que entendemos que se debe otorgar mayor flexibilidad en el desempeño y cumplimiento de metas de los trabajadores del sector, ya que estas son concebidas para un periodo de normalidad sanitaria, pero hoy han cambiado para contener los brotes de contagio y disminuir la mortalidad.

En la actualidad existe una imposibilidad de cumplimiento de las metas por razones externas al desempeño de los funcionarios de salud, cuestión que puede generar un castigo económico no deseado.

Frente a esta realidad innegable debemos trabajar alternativas que les entreguen a los trabajadores del sector salud, la posibilidad de desempeñarse con mayor seguridad, protección y certeza tanto desde el punto de vista de su integridad física y psíquica , como también laboral y económica.

En mérito a las consideraciones que anteceden, solicitamos a esta autoridad lo siguiente:

1.-Dar por cumplidas las metas en la red de salud pública, y de igual forma los programas de mejoramiento de gestión y convenios de desempeño, de todos y todas los funcionarios y trabajadores de la salud pública.

2.- Respecto de los procesos de calificación, preocupa la dificultad que habrá para establecer un procedimiento unificado y objetivo debido a distintos factores tales como, modalidad de   teletrabajo, la flexibilidad horaria, posibilidades de marcación y las dificultosas instancias de retroalimentación del cuatrimestre que no permiten la interacción con el trabajador en los momentos oportunos para promover la mejora continua de las y los trabajadores; elemento esencial de todo proceso de evaluación. Es por esto que se requiere la creación y el establecimiento de una política de calificación extraordinaria y acorde a la emergencia.

En particular, parece pertinente establecer que en este proceso calificatorio se mantengan en general las calificaciones del periodo 2018-2019 a todo el personal; debiendo la Junta Calificadora revisar solo aquellos casos en que los trabajadores soliciten expresamente ser calificados o situaciones de comportamiento funcionario claramente atentatorias a las normas y principios del derecho público.

3.- Necesidad de establecer una política de estabilidad laboral en el sector. Para ello se sugiere y solicita que todos aquellos trabajadores que se encuentren en lista uno (1), mantengan su empleo. Este elemento creemos es vital para el mejoramiento del desempeño y el cumplimiento de la estrategias y objetivos trazados para enfrentar esta emergencia sanitaria.

4.- Respecto del proceso de evaluación trato usuario. Por esta fecha del año se debe licitar la empresa que lleve a cabo la evaluación territorial de la encuesta de satisfacción usuaria en los diversos establecimientos. A partir de las múltiples dificultades que ya se vivieron el año 2019 para llevar a cabo esta tarea, por las consecuencias que generaron las diversas situaciones provenientes del denominado” estallido social”, es dable pensar que las mismas se producirán este año 2020, ahora como consecuencia de la pandemia.

Por lo anterior se solicita que de manera excepcional se deje sin efecto dicha licitación y se cree un instrumento que permita que todos los establecimientos del país se posicionen en el tramo uno (1) de esta evaluación, a modo de reconocimiento por el compromiso y dedicación demostrada por los trabajadores/as del sector.

Por tanto, y en mérito de lo expuesto solicitamos a usted el análisis de cada una de estas situaciones, y de ser posible tomar las resoluciones que permitan implementar las medidas de política pública que sean acordes con las necesidades que los trabajadores de la salud hoy presentan.

………

El Oficio Circular N°14 del 27 de marzo de 2020, del Sr. Ministro de Hacienda que imparte las instrucciones para la aplicación del artículo 24 de la ley 21.192, permitirá traspasar un total de 8.000 trabajadores de Honorarios a Contrata.

En el sector salud, existen por un lado profesionales que son contratados para un programa cuyo financiamiento pertenece a otro Ministerio y por otra parte, una gran cantidad de profesionales que los Servicios de Salud y Hospitales contratan a Honorarios en la modalidad de Compra de Servicios Unipersonales con financiamiento del propio Servicio, pero con cargo a presupuesto del Subtitulo 22.


SENADORES:

  • Isabel Allende Bussi
  • Ricardo Lagos Weber
  • Juan Ignacio Latorre Riveros
  • Francisco Chahuán Chahuán