Saludo la fidelidad y lealtad de Patricio Arroyo con el Presidente Allende

Condolencias de la Senadora por la Región de Valparaíso, Isabel Allende Bussi, por la reciente partida del médico Patricio Arroyo, uno de los colaboradores del Presidente Salvador Allende, que permaneció con él hasta el final, en el Palacio de La Moneda.
0
518

Valparaíso, 8 de agosto de 2019.

Señora
Matilde Jousse de Arroyo
Santiago
Presente

Querida Mati, querida Viviana:

Quiero hacerles llegar mi más cariñoso saludo y un gran abrazo por la partida del querido Patricio Arroyo, uno de los médicos colaboradores de mi padre, el Presidente Salvador Allende, que permanecieron con él, hasta el final. Además, un gran militante socialista, que incluso enfermo, llegó a votar en estas últimas elecciones.

Patricio es de aquellos que le siguieron sus pasos desde los mismos inicios del período presidencial y que demostraron la lealtad y dedicación no solo en el ejercicio de una profesión que le fue común a Salvador Allende, sino que también fue un entusiasta y participe de las transformaciones que en el plano de la salud se propusieron dentro del programa de la Unidad Popular.

Nuestro querido Patricio fue de aquellos colaboradores que como médico sirvió a tan noble causa, resistiendo pacíficamente, la brutal agresión del 11 de septiembre de 1973, en el Palacio de La Moneda. Demostró que la fidelidad y la lealtad son principios por los que se vive, y por los cuales estuvo dispuesto a entregar su vida, y por los cuales estuvo preso, junto con Manuel Almeyda y Pedro Castillo.

Tal como lo expresó Salvador Allende en su ideario y proyección política en México en 1972: «…en los cambios estructurales económicos, se requiere un profesional comprometido con el cambio social, se requiere un profesional que no se sienta un ser superior…se necesita un profesional con conciencia social que entienda que su lucha, si es médico, levante su voz para reclamar que la medicina llegue a las barriadas populares y, fundamentalmente a los sectores campesinos. Se necesitan profesionales que no busquen engordar en los puestos públicos, en las capitales de nuestras patrias. Profesionales que vayan a la provincia, que se hundan en ella». Así fue la vida de Patricio Arroyo y así lo recordaremos.

Todas mis condolencias, a nombre de la familia Allende Bussi, esperando que la tristeza por su partida, se consuele en la memoria de un hombre íntegro y leal, consecuente durante su vida, socialista ejemplar, amigo y compañero de ruta para siempre.

 

Isabel Allende Bussi
Senadora por la Región de Valparaíso
Vicepresidenta del Partido Socialista de Chile