Necesitamos proteger la salud y las fuentes laborales de los habitantes de Quintero y Puchuncaví

Intervención de la Senadora Isabel Allende Bussi en la Comisión de Minería y Energía, con la participación de los dirigentes de Codelco Andina, por denuncia de prácticas antisindicales y despidos.
0
121

La Senadora por la Región de Valparaíso, Isabel Allende, participó de la reunión de la Comisión de Minería y Energía para tratar la situación de la División de Codelco Ventanas, donde participaron dirigentes del Sindicato de Trabajadores Nº 1, de la Federación de Trabajadores del Cobre.

Intervención de la Senadora Allende en Comisión de Minería y Energía:

«Han hecho muy bien y yo saludo a todos los dirigentes de la División de Codelco Ventanas que han estado aquí, con quienes me he reunido no una, sino varias veces.

Este es un tema que ataca particularmente a mi Región, ya golpeada de por sí por muchas razones, y desde hace muchos años, como son las sequías, derrumbes extremos, incendios, tsunamis, terremotos y las llamadas zonas de sacrifico.

Es sumamente grave como país tomar una decisión, sino se considera el contexto donde esto ocurre. Nadie de nosotros no puede sino velar y pensar por la salud humana, y eso lo tenemos todos claro, y los familiares de los trabajadores viven en Quintero y Puchuncaví, y ellos mismos. Por tanto, no es posible que no lo tengamos presente.

Eso motivó –a pesar de nuestra posición como Comisión de Minería- que planteamos que se postergara la inversión, pensando que podíamos llegar a la captura del 98% y de esa manera la inversión fuera absolutamente “rentable”, en el sentido de una captura mayor y por tanto de proteger la salud de sus habitantes y el medio ambiente. Pero ya estaba el decreto, el cual fue impulsado por el Ministerio de Salud, por lo tanto nos vimos con las manos amarradas, y seguimos este trabajo, promoviéndolo de manera rigurosa.

Quiero lamentar tres cosas: primero, la Presidenta Bachelet anunció una gran refinería, pero nunca se cumplió. Está pendiente, se la debemos al país. Es absurdo que sigamos exportando concentrado.

Segundo, porque es efectivo que tecnológicamente hoy día es posible hacerlo. Lo terrible es que tampoco podemos ser indiferente a pensar que CODELCO ya ha invertido US$ 2.200 millones en las cuatro fundiciones. No podemos sino decir que tenemos que tomar conciencia de ello, y también quiero señalar que sólo en Ventanas se invirtió una cifra cercana a los US$ 165 millones de dólares. Entonces, tenemos que plantearnos qué es lo que vamos a hacer.

Tercero, con el Plan de Descontaminación y la exigencia de una norma horaria se dio un paso importante que no habíamos logrado, y es indudable que es una forma de anticipar la posibilidad de cuidar mejor la salud de la ciudadanía, particularmente sobre el dióxido de azufre y del material particulado, pero esto requiere –con las condiciones metereológicas que anteriormente no se habían estudiado y que si tienen una influencia importante en los momentos de más peack- y por tanto necesitamos saber si vamos a apoyar que se inviertan $ 28 a 30 millones de pesos que permita ponerse al día e ir avanzando.

No podemos culpabilizar a los trabajadores, y lo que tenemos que hacer es mirar como país qué vamos a hacer. ¿Vamos a invertir en las fundiciones para que tengan una tecnología del 98% de captura? ¿Vamos a permitir que no exportemos más concentrado, sino lo que tenemos que exportar, que son nuestros cátodos refinados y velar por la salud pública?

Represento a la región y sé el drama que significa esto para la población, también para los trabajadores directos, para los contratistas, o para el comercio. Todos están muy golpeados. Las pocas posibilidades turísticas que tenían en Ventanas y Quintero, hoy están en el suelo.

De verdad me pregunto con responsabilidad qué es lo que tenemos que hacer. Solicito a esta comisión que volvamos a tener una sesión, y que se siga escuchando a quienes corresponda, y tomemos decisiones para manifestar nuestra preocupación.

A los trabajadores les he dicho que yo soy integrante de la Comisión de Medio Ambiente, e incluso presidenta de la misma cuando estalló el conflicto, y tuvimos cerca de seis sesiones para tratar esta situación. Por supuesto, para nosotros es intolerable tener “zonas de sacrificio”, pero aquí estamos ante una realidad que corresponde a 21 empresas –aunque sean sólo tres empresas las señaladas como son CODELCO, ENAP y GENER- pero hay que comprobarlo, y es casi sospechoso que son las tres públicas, y pareciera que no tocamos ni vigilamos aquellas empresas que son privadas, lo que no deja de llamar la atención. Este tema es demasiado delicado y tiene que ver con lo que esta ocurriendo en toda la Región de Valparaíso».