Avanza moción que declara «indignos de heredar» a quienes maltraten o abandones a adultos mayores

“No deberíamos estar legislado sobre esto. Como sociedad hemos fallado”, reconocieron y lamentaron los senadores durante la aprobación en general del proyecto de ley que declara incapaz para suceder al difunto a quien ejerza violencia contra el adulto mayor.
0
26

La moción, en segundo trámite constitucional y que modifica el artículo 1182 del Código Civil, fue respaldada por la unanimidad del hemiciclo, oportunidad en la que se valoró la iniciativa que tiene entre sus autores al senador David Sandoval; sin embargo, los legisladores advirtieron la precaria situación de los adultos mayores, con bajas pensiones, dificultad de acceso, medicamentos costosos, abandono; todas estas situaciones que han llevado –incluso- a numerosos casos de suicidio.

SIGNIFICACIÓN SOCIAL

Con todo, el texto establece la indignidad para suceder como heredero o legatario de los bienes de un adulto mayor violentado, a quien haya sido condenado por delito de maltrato, maltrato habitual, delito de abandono de personas desvalidas o delito de abuso patrimonial de este grupo etario.

La Senadora por la Región de Valparaíso, Isabel Allende aprovechó la instancia para destacar la creación en el Senado de la Comisión Especial del Adulto Mayor, indicando que «hoy los adultos mayores son el 16% de la población nacional» y «especialmente en la Región de Valparaíso, que es la que muestra las tasas más altas en el país» planteó la senadora socialista.

“Somos un país que va envejeciendo. Como Estado debemos hacernos cargo de protegerlos y darles calidad de vida, pero no hemos estado a la altura (…)”, lamentó la senadora.

Además, la parlamentaria llamó «a crear una agenda social para el Adulto Mayor, y avanzar en aspectos como acceso a medicamentos y tarifas diferenciadas del transporte público para el sector».

Por ello, la Senadora Allende apoyó la moción, indicando que ésta debe ser perfectible y avanzar en una mayor justicia para los adultos mayores, porque «no queremos más maltrato y es importante que avancemos en contar con una legislación adecuada para ello».