11 DE JULIO DÍA DE LA DIGNIDAD NACIONAL

11 de Julio de 2015
image

Al conmemorarse un año más de la Nacionalización del Cobre, es bueno recordar que ella tuvo y seguirá teniendo un hondo significado político, histórico y económico para Chile. Estamos hablando de un hecho de tal envergadura que fue capaz de generar un consenso político inédito en la historia patria.

Todavía resuenan las palabras del Presidente Salvador Allende que en la plaza de los Héroes de Rancagua diciéndole a Chile y el mundo que: “Hoy es el día de la dignidad nacional y de la solidaridad. Es el día de la dignidad, porque Chile rompe con el pasado; se yergue con fe de futuro y empieza el camino definitivo de su independencia económica, que significa su plena independencia política”.

Es ese 11 de julio de 1971, día de la promulgación de la ley que nacionalizó la gran minería, el que marca un antes y un después en el desarrollo económico nacional, en la posibilidad cierta que Chile pudiera hacerse cargo de políticas públicas destinadas a financiar obras de infraestructura nacional. Políticas para superar los déficit de viviendas para los sectores más carenciados, de cobertura de la salud y redes asistenciales, para expandir la educación pública, y de todas aquellas políticas y programas que le han cambiado la cara a Chile.

El gran instrumento que Chile ha tenido a la mano para enfrentar esos desafíos y avanzar en el desarrollo y crecimiento nacional ha sido, sin duda alguna CODELCO y sus trabajadores, artífices de la nacionalización y gestores de su futuro.

Durante más de cuatro décadas, CODELCO ha entregado excedentes al Estado por más de 100.000 millones de dólares, ha contribuido a expandir el producto nacional y financiar el costo social que a lo largo de las dos últimas décadas ha reducido a la mitad la Extrema Pobreza en Chile.

En términos concretos, CODELCO ha sido la gran palanca del Estado para contribuir al crecimiento económico, acercándonos cada vez más al objetivo de transformarnos en un país desarrollado.

El sentido profundamente estratégico para Chile de poseer una empresa como CODELCO, ciento por ciento estatal, quedó en evidencia durante el año 2009. Fue precisamente gracias a los recursos ahorrados por los excedentes de CODELCO que el país pudo hacer frente favorablemente a la crisis financiera mundial de ese período y la Presidente Bachelet pudo financiar los programas sociales programados, en su primer gobierno.

Sin embargo, lo más relevante es que la cuprífera estatal es capaz de hacer este gran aporte a todos los chilenos solamente con el 30% de la producción nacional de cobre mina. No olvidemos que más del 68% de la producción de cobre del país está en manos privadas y que en el año 2010 las diez principales empresas privadas de la gran minería del cobre tributaron al Fisco de Chile tan sólo 3.660 millones de dólares, en circunstancias que CODELCO lo hizo por 6.060 millones de dólares en igual período.

En este contexto, durante mi ejercicio como Presidenta del Senado, con el apoyo de los senadores Alfonso De Urresti (PS); Jorge Pizarro (DC); Felipe Harboe (PPD); Alberto Espina (RN) y Hernán Larrain (UDI), presenté un proyecto de acuerdo para declarar el 11 de julio como Día de la Dignidad Nacional, y esperamos poder concretar esta definición para distinguir este día, nuevamente con el apoyo de todos los sectores políticos.

A 44 años de la nacionalización del cobre, no solamente debemos aplaudir la visión de los trabajadores, políticos y parlamentarios de la época que supieron crear un sentido común nacional, que permitió recuperar para todos nosotros una riqueza esencial que tanto ha aportado al desarrollo nacional, sino que especialmente rescatar y actualizar el sentido profundo que tuvo ese acto de soberanía y dignidad nacional.

Finalmente, quiero compartir una última reflexión que nos entregara el Presidente Allende en 1971, y que hoy está plenamente vigente, pensando justamente en lo que tenemos que enfrentar para este nuevo siglo que estamos iniciando: “Lo que se haga en el cobre dependerá de nosotros, de nuestra capacidad, de nuestro esfuerzo, de nuestra entrega sacrificada a hacer que el cobre se siembre en Chile para el progreso de la patria”.

  • Allende en Redes

  • Ubicación

    (52)240 064
    Oficina Senatorial Valparaíso
    Pedro Montt s/n - Valparaíso
    Fono (32) 2504134

    Oficina Región de Atacama
    Vallejos 888 – Copiapó
    Fono (52) 240064

    Oficina Senatorial Santiago
    Morandé 441, Ex Congreso Nac.
    Santiago Centro -
    Fonos (2) 2519 6823, (2) 2519 6720