La declaración de emergencia agrícola por sequía era una medida muy necesaria y esperada

La Senadora por la Región de Valparaíso, Isabel Allende Bussi, valoró la decisión de la Ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga, de la declaración de emergencia agrícola producto de la gran sequía que enfrentan zonas como Putaendo y Petorca, que ha afectado la economía rural.
0
166

La Senadora por la Región de Valparaíso, Isabel Allende Bussi, se refirió a los anuncios realizados por la Ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga: “Desde hace un tiempo estamos en conversación con distintos alcaldes de la región, para visibilizar y solicitar al Gobierno la adopción de medidas extraordinarias para enfrentar esta grave crisis que viven muchas comunas de nuestra región y el país, por lo que este anuncio va en la línea correcta, y esperamos que signifique un gran apoyo hacia los territorios”.

La parlamentaria detalló “Desde Putaendo y Petorca nos han solicitado servir de puente entre el Gobierno y los habitantes de estas comunas, en los que las y los pequeños agricultores y ganaderos lo están pasando muy mal con una escasez hídrica provocada por la ausencia de lluvias en el periodo, y también por la deficiente gestión hídrica que tiene nuestro país, que ya ha convertido un problema antes estacional en algo más estructural”.

Autoridades de Gobierno anunciaron que se pondrá a disposición un fondo de emergencia para paliar la crisis de un monto de $8 mil millones “Es imprescindible que el Ejecutivo focalice estos recursos con un criterio de equidad territorial que privilegie a las comunas más vulnerables de nuestra región. De ahí la necesidad que sean escuchadas las organizaciones de crianceros y pequeños agricultores, así como también las autoridades locales de cada territorio”, indicó la senadora.

Isabel Allende finalizó diciendo: “Desde las zonas más afectadas nos han señalado requerimientos concretos como poder contar con recursos para obras de riego, forraje para animales, formalizar la titularidad de derechos de agua, apoyar la diversificación de la matriz productiva y promover la reactivación de la economía rural. Son muchas las necesidades, pero también existen buenas ideas que deben ser analizadas con perspectiva territorial. De igual manera debemos seguir avanzando en democratizar el acceso al agua, y en las discusiones más de fondo, tanto en el Congreso, como también la gran responsabilidad y tarea que le cabe en esta materia a la Convención Constitucional”.