Declarar feriado el Día del Solsticio es un mínimo reconocimiento a nuestros pueblos originarios

La Senadora por la Región de Valparaíso, Isabel Allende Bussi, indicó que declarar feriado el día del solsticio de cada año es un mínimo de reconocimiento a nuestros orígenes y a los pueblos indígenas del país, y que esta iniciativa es una manera de irse reencontrando.
0
185

“Por fin comenzamos a reencontrarnos y saldar una deuda histórica con nuestros pueblos originarios. El hecho de que hoy en el proceso constituyente existan escaños reservados, fue la forma de asegurar que los pueblos indígenas sean parte de la construcción del nuevo Chile. Lamento, eso si, que tanto este gobierno como los anteriores, no han podido sacar adelante el Ministerio de Pueblos Indígenas y el Consejo de Pueblos Indígenas, lo cual deberá ser un compromiso del próximo gobierno”. Así inició su intervención, la Senadora por la Región de Valparaíso, Isabel Allende Bussi, en la votación del Senado para aprobar el Día Nacional de los Pueblos Indígenas.

De la misma forma, la senadora socialista reconoció que “Estos pueblos están presentes antes de la llegada y la existencia de la nación chilena, por lo cual sorprende que a la fecha se hayan opuesto a su reconocimiento constitucional, siendo uno de los pocos países que no lo realiza en Sudamérica. Esperamos que pronto podamos entender realmente y consagrar que nuestro Estado es plurinacional, donde existen dentro del territorio diversas naciones que vienen desde antes de la existencia del Estado chileno”.

La senadora Allende destacó la fecha establecida y recordó que “Desde 1998 se conmemora cada 24 de junio el día de los pueblos originarios. Dicha elección no es al azar, detrás está el solsticio de invierno, que tiene tanta importancia para cada uno de nuestros pueblos originarios. El solsticio es el inicio de un nuevo ciclo de la tierra y de la vida, recayendo en la noche más larga del año, la cual da paso al renacer de la vida, a través de la siembra y de los alimentos. Es la fecha del punto de distancia máxima entre el sol y la tierra, donde se empieza el retorno hacia el comienzo”.

Asimismo, la parlamentaria planteó que cada uno de los pueblos originarios reflejan cómo cada cultura celebra este nuevo ciclo de la naturaleza, destacando la realidad de Rapa Nui: “El pueblo Rapa Nui celebra el Aringa ora o Koro, ceremonia que simboliza la fertilidad o productividad, representando la nueva temporada de siembra, donde también se rinde homenaje a los antepasados de cada familia. Por esto, se dice, que se renueva tanto lo humano como los alimentos en el solsticio”.

Finalmente, Isabel Allende indicó su voto a favor, planteando que: “Declarar feriado es un mínimo de reconocimiento a nuestros orígenes y a los pueblos indígenas del país, para que éste se lleve a cabo el día del solsticio de cada año, y que no se reemplace por ningún otro”.