NO PUEDO CONCURRIR, SIN GRAVE VULNERACIÓN DE MIS PROPIAS CONVICCIONES, AL NOMBRAMIENTO DE ANA CHEVESICH

03 de Julio de 2013
image

INTERVENCIÓN DE SENADORA ISABEL ALLENDE B., EN EL NOMBRAMIENTO DE LA MINISTRA GLORIA ANA CHEVESICH

Le corresponde a este Senado, intervenir y pronunciarse favorable o negativamente por dos tercios de sus miembros de la nominación del Presidente de la República para llenar la vacante de un ministro de la Corte Suprema. En esta ocasión, el Presidente ha propuesto el nombre de la Ministra Gloria Ana Chevesich, quien actualmente preside la Corte de Apelaciones de Santiago, a raíz de una quina, propuesta por la misma Corte.

Desde la reforma constitucional dada por la Ley N° 19.541, se estableció que la participación de los tres poderes del Estado en la generación de los integrantes de la Corte Suprema refuerza la legitimidad del nombramiento dentro del sistema democrático y del Estado de Derecho. Como así también, la generación de condiciones objetivas de transparencia en el nombramiento de tales magistrados.

Sin duda, las calificaciones de la Ministra son inobjetables como también su capacidad académica. Pero, como tantas veces se ha dicho, los jueces hablan por sus sentencias y así es como se configura el máximo tribunal de justicia del país. La idea de que los sentenciadores aplican la ley de manera automática y que no tienen preferencias o juicios frente a algunos temas ha sido abandonada en estos tiempos.

La ciudadanía tiene por supuesto derecho a objetar las sentencias de los magistrados y a criticarlas públicamente. Y en un sistema democrático nadie debiera sentirse agraviado por establecer opiniones al respecto.

Por tanto, es mi deber hacer eco de las preocupaciones establecidas por varios órganos de la sociedad civil, en especial, las agrupaciones de víctimas de los atropellos a los derechos humanos, en particular, aquellos producidos en el contexto de la dictadura militar que gobernó Chile entre 1973 y 1990.

En su comparecencia a la Comisión de Constitución de este Senado, la Ministra Chevesich estableció que ha dictado cerca de diez sentencias condenatorias en materias de derechos humanos, ni que tampoco ha acogido la prescripción ni la amnistía. Lo cierto es que en nuestra opinión, ella sí ha concurrido con interpretaciones y decisiones que en mi parecer parecen reñidas con la defensa de los derechos fundamentales en el contexto de delitos de lesa humanidad.

1. ACTUACIÓN DE LA MAGISTRADA EN DESAFUEROS A PINOCHET. CASOS CÓNDOR Y PRATS.

El 28 de mayo de 2004 el pleno de la Corte de Apelaciones de Santiago desaforó a Pinochet por 14x9 por los crímenes de la Operación Cóndor. Allí arguyó la exculpación de Pinochet insistiendo en sus “precarias” condiciones de salud mental y física.

El 2 de diciembre de 2004, concurrió en el voto disidente cuando el Pleno de la Corte de Apelaciones de Santiago concedió el desafuero de Pinochet por el doble homicidio del ex comandante en jefe del Ejército, general Carlos Prats y su esposa Sofía Cuthbert. Allí ella adhirió al razonamiento que “conceder el desafuero de una autoridad como Augusto Pinochet, era abrir el camino a formación de causa y procesamiento en su contra, lo que para cualquier persona implica su detención que significa situaciones extremas de esfuerzos físicos y mentales”.

Los que estábamos cerca de ese proceso, sabíamos que el dictador iba de compras, salía fuera de Santiago e incluso daba entrevistas televisivas. De hecho, en el primero de los fallos, los medios de comunicación especularon que los jueces cambiaron su convicción al considerar la última entrevista que Pinochet otorgó al Canal 22 de Miami, a la periodista María Elena Salazar, donde sus condiciones mentales no parecían en ningún caso alteradas por su avanzada edad. El entonces Ministro Chaigneau dijo a los periodista “este personaje nos engañó a todo”.

2. RESOLUCIÓN A FAVOR DE MANUEL CONTRERAS

En segundo término, una sentencia de la Ministra reconoció la atenuante de responsabilidad penal como lo es la irreprochable conducta anterior establecida en el artículo 11 N° 6 del Código Penal. En el caso de Manuel Contreras, a concepto de la jueza, existía una imposibilidad de soslayar el atenuante ya que no había sentencias condenatorias anteriores. No hay tecnicismo que justifique la trayectoria de un criminal que hay conocido este país.

3. DEMANDA CIVIL REPARATORIA NO ADMITIDA

En una demanda civil reparatoria en contra de cuatro carabineros por la desaparición en 1973 del estudiante ecuatoriano José García Franco, la magistrada consideró que la acción civil estaba prescrita.

De esta manera, la jueza fue en contra del criterio jurídico sostenido por una mayoría de ministros de la Corte de Apelaciones de Santiago, que consideran que esa acción civil no puede prescribir porque está directamente ligada a un delito de lesa humanidad, que no prescribe ni puede amnistiarse.

La propia Corte de Apelaciones de Santiago ha establecido ya que no corresponde la aplicación de normas de derecho interno previstas en el Código Civil, sobre prescripción de las acciones civiles comunes de indemnización de perjuicios, por estar en abierta contradicción con las normas del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, que protegen el derecho de recibir una reparación correspondiente a víctimas y familiares de éstas. Todo lo anterior, coronado por el respeto a los derechos esenciales de la persona que son concebidos como un límite a la soberanía estatal (Rol N 4.464-2001, Ruz con Fisco de Chile).

Por estas razones, no puedo concurrir, sin grave vulneración de mis propias convicciones al acuerdo que nombre a la señora Ministra Chevesich al cargo de Ministra de la Corte Suprema. El respeto irrestricto a los derechos fundamentales de la persona humana por los jueces y en particular a las normas del Derecho Internacional de los Derechos Humanos debe ser un estándar básico que a mi juicio deben cumplir quienes aspiran a integrar nuestro Supremo Tribunal de Justicia y que lamentablemente en este caso no se alcanza razonablemente.

ISABEL ALLENDE BUSSI
SENADORA DE ATACAMA
PRIMERA VICEPRESIDENTA PARTIDO SOCIALISTA DE CHILE


 

  • Allende en Redes

  • Ubicación

    (52)240 064
    Oficina Senatorial Valparaíso
    Pedro Montt s/n - Valparaíso
    Fono (32) 2504134

    Oficina Región de Atacama
    Vallejos 888 – Copiapó
    Fono (52) 240064

    Oficina Senatorial Santiago
    Morandé 441, Ex Congreso Nac.
    Santiago Centro -
    Fonos (2) 2519 6823, (2) 2519 6720