Menú×

Noticias

El Incendio En Valparaíso: Una Lección De Solidaridad

Viernes 18 de Abril de 2014 | Actualizado el 28/10/2017 a las 00:23:30
Columna de la Presidenta del Senado, Isabel Allende, a raíz del incendio acaecido en Valparaíso, que dejó 15 víctimas fatales, 11 mil damnificados, más 2.900 viviendas inutilizadas y 1.140 hectáreas afectadas.

El sábado 12 de abril comenzó el más grande incendio que ha experimentado Valparaíso en toda su historia. Ha sido dramático ver como varios cerros del puerto se vieron completamente afectados, dejando 15 víctimas fatales, 11 mil damnificados, más de 2.900 viviendas inutilizadas, y 1.140 hectáreas afectadas. Esto ha tenido un tremendo impacto en nuestro país.

La solidaridad no se hizo esperar, y todo Chile se ha volcado a ayudar a las y los porteños que han sido víctimas de este desastre.

Una de las primeras acciones que realicé como Presidenta del Senado, inmediatamente ocurrido el siniestro, fue acudir a constatar en terreno, junto a la Presidenta Michelle Bachelet y el Ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, los reales efectos que dejó el incendio, para ofrecer mi colaboración a las autoridades y ayudar a los miles de damnificados.

En ese momento, hubo voces que pedían utilizar el Congreso como albergue. Después de consultar a todas las autoridades nacionales y regionales sobre esta posibilidad, me indicaron que no era necesario por dos razones. La primera, la existencia de albergues acondicionados especialmente para ello, y la otra, porque gran parte de las y los afectados optaron por irse a casa de parientes o de amistades.

Las voces de reclamo se expresaron con mucha indignación. Recibí muchas críticas en las redes sociales manifestándome que actuaba sin humanidad e incluso egoísmo. Entendiendo las reacciones, conversé con todos los comités del Senado y el Presidente de la Cámara de Diputados, pero volvimos a convenir que no tenía sentido utilizar el Congreso como albergue.

Quiero aclarar que sí ello hubiese sido absolutamente necesario, no tengan ninguna duda que lo habríamos hecho, pero no hemos querido caer en medidas populistas y hemos optado por enfrentar esta situación de manera responsable y coherente.

Buscando contribuir de la mejor manera para apoyar a los damnificados de nuestra ciudad sede del Congreso, me reuní con las asociaciones de funcionarios del Senado y acordamos abrir un Centro de Acopio, en el frontis del Salón de Honor, hacia la Avenida Pedro Montt. Éste ha funcionado regularmente y su primer aporte fue del Club Colo-Colo, encabezado por Carlos Caszely, contando con el apoyo de funcionarios de ambas cámaras y jóvenes voluntarios.

Además, diariamente estamos entregando 500 colaciones para los voluntarios que están apoyando y trabajando en los cerros afectados, coordinadas a través del Centro de Apoyo Logístico de la Armada, como iniciativa también coordinada y promovida con todas las asociaciones de funcionarios.

Igualmente las ocho personas del Senado que han sido impactadas con la pérdida total de sus casas y pertenencias, están siendo apoyadas a través de las áreas de Bienestar y con aportes voluntarios de los parlamentarios, asesores y funcionarios, a cargo de la Asociación de Funcionarios.

Creo que el mejor ejemplo que podemos dar como nación democrática es que nuestras instituciones funcionen, a pesar de las tragedias que hemos vivido en menos de un mes, el terremoto en el Norte de Chile y el incendio en Valparaíso.

Nuestras instituciones del Estado tienen que estar preparadas para poder actuar en situaciones de emergencias y desarrollar legislaciones para esas emergencias. Tenemos antecedentes recientes.

Tras el terremoto del Norte, en menos de 24 horas, aprobamos una ley que benefició a los pescadores artesanales para contar con recursos para reponer sus embarcaciones y volver a trabajar. Este es solo un ejemplo para entender la importancia que el Parlamento funcione regularmente.

Aprovecho la ocasión para destacar la pronta reacción del Gobierno de la Presidenta Bachelet, la heroica e incansable acción de Bomberos de Chile, la clave labor de las Fuerzas Armadas, Carabineros y la Policía de Investigaciones, además de cada uno de los chilenos y extranjeros que están ayudando a nuestros vecinos de Valparaíso.

Estamos y seguiremos trabajando juntos -en permanente coordinación con las autoridades nacionales y regionales- porque queremos que nuestros aportes lleguen efectiva y eficientemente a quienes más lo requiere. A pesar de la incomprensión de algunos compatriotas, el Senado de la República de Chile ha sido y será consecuente con su tarea principal de legislar, a pesar de las adversas condiciones nos ha tocado enfrentar recientemente como país.

ISABEL ALLENDE BUSSI
PRESIDENTA DEL SENADO