Menú×

Noticias

La tozudez de TPS hoy afecta a Valparaíso y su desarrollo

Viernes 14 de Diciembre de 2018 | Actualizado el 14/12/2018 a las 18:54:16
La Senadora por la Región de Valparaíso, Isabel Allende B., hoy sostuvo una nueva reunión con el vocero de los trabajadores portuarios eventuales Pablo Klimpel, en el marco del conflicto laboral que se mantiene.

La Senadora por la Región de Valparaíso, Isabel Allende B., hoy sostuvo una nueva reunión con el vocero de los trabajadores portuarios eventuales Pablo Klimpel, en el marco del conflicto laboral que se mantiene. “La actitud de TPS no sólo perjudica a los trabajadores que ya llevan 28 días movilizados, sino que perjudica a Valparaíso, y da muestras de como en nuestro país, aún subsisten empresarios que no conocen el concepto de responsabilidad social empresarial”.

En la oportunidad, la Senadora Allende expresó “Esta situación no se puede extender por más tiempo, pues comienzan a aparecer posturas más radicalizadas, que encuentran sustento en la tozudez de un empleador. Es por ello que se hace imperioso el diálogo y una verdadera negociación, para resolver este conflicto”.

El dirigente y la parlamentaria analizaron la presentación de un nuevo proyecto de acuerdo: “hemos recibido de los trabajadores una propuesta que plantea al Gobierno la necesidad de hacerse cargo de varios elementos como la implementación de un plan de capacitación con manutención; el estudiar prorrogar la actual tasa portuaria por cuatro años más; y concretamente un nueva legislación con un cambio estructural en el modelo laboral y previsional portuario”.

En esta línea, la Senadora señaló “Durante la semana hablamos con el Ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, y le hicimos ver que esto ya no es un mero conflicto entre privados, sino que es un tema país del que debemos hacernos cargo todos. Creemos que es hora que el Presidente Piñera intervenga y asuma esta situación que no resiste otro día de movilización”.

Finalmente, la Senadora Allende sostuvo: “Los portuarios eventuales deben ser reconocidos como trabajadores, y está en la empresa concesionaria del grupo Von Appen el entregarles dignidad, y por sobre todo, terminar con un conflicto que hoy está trayendo consecuencias negativas no sólo en su negocio, sino en otros sectores económicos de la región y del país”.