Menú×

Noticias

Carta A La Federación Nacional De Trabajadores Del Petróleo De Chile

Jueves 13 de Enero de 2011 | Actualizado el 28/10/2017 a las 20:09:10
La Senadora de Atacama, Isabel Allende, remite su respuesta a la invitación de la Directiva Nacional de FENATRAPECH, en el marco de la situación de la Región de Magallanes.

Copiapó, 13 de enero de 2010.

Señor
Jorge Matute M.
Presidente Directorio
FENATRAPECH

Estimado Sr. Matute:

Les agradezco mucho la invitación a participar de la Mesa de Discusión “La Energía como un bien social y de desarrollo estratégico de país”, que se llevara a cabo este jueves 13 y el viernes 14 en la sede del sindicato ENAP Magallanes, considerando mi calidad de integrante de la Comisión de Minería y Energía del Senado.

En otras circunstancias habría estado con ustedes, en especial en estos momentos que están en una lucha por defender el derecho al subsidio del gas, sin embargo, debido a la reciente pérdida de mi hijo Gonzalo, estoy recién incorporándome a mis labores parlamentarias y estoy ahora en la ciudad de Copiapó, visitando la región que represento.

Tal como lo dije en mi declaración de ayer, las recientes decisiones gubernamentales me parecen un despropósito, pues el subsidio estaba correctamente focalizado en una zona extrema, con un clima muy distinto; y donde la imposibilidad de acceder al gas por motivos económicos significará un daño a la integridad física de las personas, afectando todo su quehacer económico y social. Las condiciones económicas en la Región de Magallanes son muy difíciles dada la lejanía, y costos tan altos como el transporte y los costos de los alimentos, que en muchos casos llegan a ser más de un 50% más alto que en el resto del país, imponen dificultades adicionales, a la ya aventurada decisión de vivir en una zona tan apartada y con un clima tan severo.

 

Como integrante de la Comisión de Minería del Senado, no comparto las comparaciones que han hecho personeros del gobierno respecto al costo del gas en relación a otras regiones, pues el consumo de dicho combustible es mucho mayor que en el resto del país, con cuentas que superan en la mayoría de los casos, los 40.000 pesos mensuales, valores impensables en otras regiones de Chile. Tampoco me resultan lógicos los argumentos que la medida está hecha con el propósito de sacar a ENAP de la quiebra, pues el subsidio asciende a 15 millones de dólares al año, y ENAP vende más de 6 mil millones de dólares, por lo que el efecto del fin de dicho subsidio no se reflejará en una mejora de la situación financiera de ENAP y si en mucho daño a los ciudadanos de Magallanes.

Solidarizo completamente con la comunidad y con el alcalde Mimica al encabezar un movimiento ciudadano que busca revertir estas alzas, y enfocar estratégicamente a ENAP Magallanes para que sea un real aporte al desarrollo de la Región. Sepan ustedes que me opondré firmemente a cualquier intento de privatización de dicha empresa, y contarán conmigo en la lucha por la profundización de los subsidios, en especial para que lleguen a los ciudadanos con menos recursos de la Región. Espero que esta crisis sea un punto de partida para repensar el rol de ENAP en la región, y en el excesivo centralismo que ahoga a nuestras regiones.

Fraternalmente,

 

Isabel Allende Bussi
Senadora Región de Atacama