Menú×

Noticias

Parlamentarios De Oposición Evalúan Comisión Investigadora Por Cierre De La Nación

Martes 23 de Noviembre de 2010 | Actualizado el 28/10/2017 a las 20:12:50
La Senadora de Atacama, Isabel Allende lamenta el trato recibido por los trabajadores y que se acalle un medio en un país duopólico en medios escritos.

El Presidente del Senado Jorge Pizarro, el vicepresidente José Antonio Gómez, los senadores Ximena Rincón (DC), Isabel Allende (PS), Juan Pablo Letelier (PS) y los diputados Sergio Aguiló (PS) y Juan Carlos Latorre (DC), junto a los representantes del Colegio de Periodistas encabezados por Marcelo Castillo y la presidenta del sindicato de la Nación, Nancy Arancibia, rechazaron los despidos iniciados hoy en el Diario La Nación, al tiempo que se mostraron partidarios de impulsar una comisión investigadora que fiscalice la situación del diario y una iniciativa legislativa parecida a la que rige a Televisión Nacional.

Nancy Arancibia, a nombre del sindicato del diario La Nación, dijo “estamos ad portas que se materialicen los despidos hoy o mañana del 70 % del área periodística. Es importante que se entienda que este diario sigue siendo un 70% de propiedad pública, por lo tanto en Web o en el formato que sea, debe responder a una transparencia en su administración que no ha tenido. Hubiésemos querido que esto se discutiera también en el Parlamento y en otras instancias. Estamos asistiendo al cierre de un diario de 93 años, que va a ir muriendo de a poco porque esa es la estrategia que se ha trazado: ahogarlo financieramente, por una parte con proyectos de diversa índole. Junto con ello, tomando decisiones a espaldas de los trabajadores y la ciudadanía a la cual le deben transparencia”.

Puntualizó que “queremos que quede constancia que la desaparición de un medio significa un grave atentado a la libertad de expresión y al derecho de comunicación e información que tienen los ciudadanos y que lamentablemente hoy va a quedar en manos de dos conglomerados cuyas visiones que no representan a todos los chilenos”.

El presidente del Colegio de Periodistas, Marcelo Castillo sostuvo que “basta de eufemismos, lo que desaparece aquí es el Diario La Nación y cualquier otra expresión es falsa. Esto de que el diario va a seguir existiendo en la Web es una forma de engaño para encubrir todo este tiempo la intención original del actual Presidente, quien dijo que iba a cerrar este diario. Es bien importante decir que hay una torta de 1500 millones de pesos de publicidad que va ir a parar al duopolio. Hasta el 11 de marzo el diario la Nación tenía más de 30 mil lectores en su versión de papel y tenia cerca un millón de visitantes en su sitio Web. Lo que se ha hecho es ir matando de a poco este medio y cercenando cada vez mas el derecho de información de los ciudadanos”, precisó.

Por tal razón, hizo un llamado al Congreso “a los diputados y senadores para que intervengan en esta situación.Tiene que haber una comisión investigadora que fiscalice este proceso, porque estamos hablando de un bien público, no estamos hablando de una acción de privados; y en segundo lugar, es fundamental que se trabaje en un proyecto de ley que establezca al diario La Nación como un medio de comunicación público tal como es el Estatuto de Televisión Nacional”.

A nombre de los senadores PS, Isabel Allende indicó que “apoyamos la idea planteada por el presidente del Colegio de Periodistas en orden a que se constituya pronto una Comisión Investigadora sobre este tema. Nos parece lamentable el trato que han recibido los trabajadores, y que acallemos a un medio en un país donde existe un duopolio en términos de medios de comunicación escrita. Se debió haber hecho de La Nación un medio público al igual que hoy lo es TVN, mediante ley, que es algo transparente, y que es un método que a este gobierno le está costando mucho entender y practicar”.

En tanto, el Presidente del Senado, Jorge Pizarro ironizó al señalar que “esta es una de las pocas promesas que Piñera ha cumplido, porque prometió cerrar el diario la Nación y lo está cerrando por razones de venganza y de revancha política. Prometió no echar a ningún funcionario público y lleva más 3500 y tiene amenazado a otros 10 mil, hay que reconocerle que ha sido consecuente en este caso, consecuente en contra la libertad de expresión, consecuente para acallar a aquellos que informan de manera distinta de lo que a él le gusta”.