Menú×

Noticias

Reafirmamos Nuestro Compromiso Con Los Derechos Colectivos De L@s Trabajador@s

Jueves 12 de Enero de 2017 | Actualizado el 25/10/2017 a las 16:42:20
Intervención de la Presidenta del Partido Socialista de Chile, Senadora Isabel Allende B., en la presentación del Manual Didáctico de Aplicación de la Reforma Laboral para Dirigentes Sindicales, realizado por DENAS PS Chile, Instituto Igualdad y Fundaciòn Friedrich Ebert.

Presentación
MANUAL DIDÁCTICO DE APLICACIÓN
DE LA REFORMA LABORAL

PARA DIRIGENTES SINDICALES

 

Departamento Nacional Sindical PS CHILE
Instituto Igualdad
Fundación Friedrich Ebert

 

Senadora Isabel Allende B., Presidenta PS Chile

Santiago, 12 Enero 2017

 

Estimados compañeros y compañeras,

 

Es verdaderamente un orgullo presentar este Manual que hoy lanza el Instituto Igualdad junto al Departamento Nacional Sindical (DENAS) del Partido Socialista de Chile, y con la colaboración de la Fundación Friedrich Ebert.

Lo digo muy sentidamente, porque en tiempos de tanta apatía, en tiempos de incredulidad, en tiempos en que muchas veces se tiende a destacar lo negativo por sobre lo positivo, esta publicación nos muestra lo mucho que podemos hacer juntos como partidos, como sindicalistas, como gobierno, y más, como alianza entre el mundo de los trabajadores y la política en general.

El mundo sindical es tributario de una mirada de avance sostenido, dificultoso, de convicciones muy profundas, pero de un sentido de realidad permanente.

Al mundo sindical se le promete mucho, pero nadie le regala nada.  

El mundo sindical sabe que las conquistas sociales se ganan a pulso, generando fuerza, aglutinando conciencia de cambio.

El mundo sindical sabe que el mundo del trabajo está cambiando y que los mismos valores de ayer tienen que adaptarse a la nueva realidad de hoy.

El mundo sindical sabe que cada herramienta legal hay que aprovecharla, difundirla, aplicarla en cada empresa, en cada sindicato, porque así se van mejorando las condiciones de vida de sus asociados.

Para ese avance se requieren acciones como la de este Manual, que viene a dar sentido y aplicación práctica a la Reforma Laboral –aunque sin evaluarla- recientemente promulgada por el gobierno de la Presidenta Bachelet,

Por eso digo que es motivo de orgullo lo que hacemos hoy.

Primero, porque es un Manual de alta calidad técnica, que será de mucha utilidad para las futuras negociaciones colectivas, y porque ha sido elaborado por los equipos del Instituto Igualdad. Ello demuestra que tenemos la capacidad de llevar adelante iniciativas de impacto, hacerlo con profesionalismo, y oportunamente. Por eso felicito a los autores, amigos muy queridos, como Felipe Ossandón, Manuel Puccio, Nicolás Godoy y Arlette Gay, quien además fue la coordinadora general de este proyecto.

Es una alegría, también, ver este gran número de dirigentes sindicales hoy reunidos en esta sede, que fue una iniciativa promovida y dirigida también por sus trabajadores. Cuando la desconfianza campea en todas las instituciones, hay cientos y cientos de dirigentes sindicales, militantes y no militantes, pero de firmes convicciones igualitaristas y sociales, que dan la cara ante sus bases y conducen un movimiento social que solo aspira a mayor justicia social e igualdad.

Reconforta, en tercer lugar, el hecho que aquí estemos ayudando a la aplicación práctica de una reforma impulsada por la Presidenta Bachelet.

Sabemos que la Reforma Laboral sufrió embates y percances durante su tramitación en el Congreso. Es una reforma que no contiene todos los elementos originales, especialmente en materia de titularidad sindical. Todos quedamos con la sensación de que era necesario más. Todos repudiamos que la acción de un ente no electo, como es el Tribunal Constitucional, pudiera revertir una ley democráticamente aprobada por el Parlamento, utilizando argumentos de dogmática neoliberal para atentar contra las bases mismas de la libertad sindical, como consagra la OIT.

Pero a pesar de todo ello, aunque esperábamos más y no se pudo lograr, el sentido de realidad y avance que tiene el mundo sindical nos dice que esta ley contiene herramientas para la negociación colectiva que hay que saber utilizar muy bien.  

Herramientas como la huelga efectiva y sin reemplazo; como la extensión pactada de beneficios; como el derecho de información; contar con un piso de entrada en la negociación; o el derecho a negociar para el sindicato interempresa, entre otros, son herramientas relevantes. Los que negocian de verdad –y aquí hay varios que lo hacen— saben que es así. Por eso hay que saber utilizar estas herramientas y este Manual colabora en ello.

La Presidenta Bachelet habrá extendido los derechos de los trabajadores, no solo en esta materia, sino que también con otras leyes, como la de trabajadoras de casa particular, la de trabajadores portuarios, la de MULTIRUT, la de seguro de cesantía, entre otras, y eso nos obliga a seguir avanzando en la causa de los trabajadores.

También quiero destacar que vemos a nuevas dirigentes mujeres, y que cada vez son más. Que el DENAS sea coordinado por una mujer, una relevante dirigente sindical en su empresa, como es Arlette Gay, es gracias al esfuerzo de muchas, como es igualmente importante que esta ley contenga normas de afirmación positiva para las mujeres en la dirigencia sindical.

Por cierto, es necesario que sigamos profundizando la Reforma, y espero que en el próximo gobierno continuemos fortaleciendo la negociación colectiva e introduzcamos nuevas formas de trabajo.

Requerimos continuar promoviendo relaciones laborales modernas, justas y equilibradas entre las partes, en las que predomine el diálogo y el acuerdo, combinando objetivos de equidad, eficiencia y productividad.

Es impostergable promover esos espacios de diálogo y acuerdos que permitan compatibilizar las necesidades derivadas del dinamismo, la competitividad y la productividad de las empresas en la economía nacional y global, con relaciones laborales en donde exista una justa distribución de la renta, un trato respetuoso entre las partes, y en el que se fortalezca la organización y capacidad de negociación de los trabajadores.

A casi dos meses de la entrada en vigencia de la ley es un buen momento para reafirmar nuestro compromiso con el ejercicio efectivo de los derechos colectivos.

El derecho de todos los trabajadores y trabajadoras a organizarse en sindicatos y a negociar colectivamente sin sujeción a su tipo de contrato es un desafío pendiente. Asimismo que la negociación colectiva se ejerza en todos los niveles y sectores y no sólo a nivel de empresa.

Para ello es indispensable garantizar la titularidad sindical y la protección de la libertad sindical.

Además habrá que avanzar hacia una negociación colectiva que posibilite acuerdos por ramas de actividad, que es la forma en que pueden conseguirse mayores grados de igualdad entre los trabajadores, en tanto fortalece su poder de negociación.

También estimamos que es una tarea futura la revisión sustantiva del derecho individual del trabajo, que parta por cambiar la normativa del Código del Trabajo, que hoy promueve una excesiva judicialización, como es la causal de despido por necesidades de la empresa, que en la práctica termina por ser un despido “sin causal”, afectando sensiblemente la estabilidad laboral.

Igual cosa ha ocurrido con la ley de subcontratación, que dada su complejidad ha terminado por validar la precarización del empleo.

Los socialistas trabajaremos para que estos desafíos estén en el centro del próximo programa de Gobierno, y seguiremos apoyando y defendiendo a las y los trabajadores de Chile.

Muchas gracias.