Menú×

Noticias

Salvador Allende Sigue Siendo Un Ejemplo De Coherencia Y Consecuencia Política

Jueves 11 de Septiembre de 2014 | Actualizado el 26/10/2017 a las 23:41:11
La Presidenta del Senado, Isabel Allende Bussi, participó del acto conmemorativo del 11 de septiembre. encabezado por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, en el Palacio de La Moneda.

Mucha emoción vivió hoy la Presidenta del Senado, Isabel Allende Bussi, al conmemorarse los 41 años del Golpe de Estado, cuando era Presidente de la República su padre, Salvador Allende Gossens.

La segunda autoridad del país asistió junto a su familia, al masivo acto que se realizó en el Palacio de la Moneda y que estuvo encabezado por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet Jeria. "Fue un momento muy emotivo para mí y la familia Allende, ya que cada 11 de septiembre recordamos el doloroso momento en que mi padre entregó la vida por Chile, sus trabajadores y la gente más postergada", indicó la Presidenta de la Corporación, quien también fue acompañada de todos los ex ministros de Estado y colaboradores del Presidente Allende.

La actividad, que se realizó en el Patio de Los Cañones, contó con la presencia de los ex Mandatarios, Eduardo Frei y Ricardo Lagos, y la oración fue dirigida por el Obispo de la Iglesia Evangélica, Pastor Emiliano Soto; el Obispo de la Iglesia Católica, Monseñor Ignacio Ducasse, y el Capellán Judío, Rabino Eduardo Waingortin.

Al término de la oración, la Jefa de Estado, Michelle Bachelet, junto a la familia de Salvador Allende, se dirigió hacia el sector del memorial en honor de él y sus colaboradores, donde depositó ofrendas de flores. Lo mismo hizo cuando entró al Salón Blanco, colocando claveles sobre el que fuera su escritorio, para posteriormente dejar una rosa blanca en el sofá rojo.

De regreso en el Patio de los Cañones, la mandataria dijo unas palabras a los asistentes: “Hoy el viento de Septiembre estremece nuestra memoria. Hoy las imágenes actuales de este Palacio, símbolo de la República y la democracia, se superponen con las imágenes que entre estos mismos muros se vivieron hace 41 años”, dijo. Y agregó: “Desde aquí, Salvador Allende y sus colaboradores que cayeron con él, honrando su lealtad, nos miran y nos advierten que el compromiso con Chile y su gente es un valor ético que no acepta dudas ni desalientos”.

"El 11 de septiembre es sinónimo de dolor y pérdida de nuestra democracia, y nos costó 17 años recuperarla, por lo que este es un momento histórico para el país, ya que con las reformas que está impulsando el gobierno de la Nueva Mayoría, podremos concretar el sueño de mi padre, Salvador Allende, quien trabajó incansablemente para que nuestra nación sea un país lleno de oportunidades, mejor distribución del ingreso, educación pública de calidad y trabajo digno para los millones de chilenos", expresó la parlamentaria de la Región de Atacama.

Finalmente, la máxima autoridad del Senado, hizo hincapié en seguir la senda de Salvador Allende, que es el rumbo de la paz social, la democracia, la diversidad, las oportunidades para todas y todos, la igualdad de género, y sobre todo "terminar con las enormes desigualdades que el sistema capitalista ha impuesto en nuestra sociedad desde los oscuros años de la dictadura", sentenció la congresista e hija del Presidente Allende.