Menú×

Noticias

Un Congreso Ante Grandes Reformas

Domingo 24 de Agosto de 2014 | Actualizado el 26/10/2017 a las 23:49:57
Columna de la Presidenta del Senado, Isabel Allende Bussi, publicada en Diario La Segunda, destacando las relaciones establecidas entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo en el marco de las reformas en curso.

La relación entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, desde que asumió por segunda vez la Presidenta Michelle Bachelet y me correspondió ser la primera mujer en presidir el Senado, tiene el sello del cambio y las transformaciones.

La Presidenta, consecuente con lo señalado en su programa, lleva adelante tres reformas estructurales que van a cambiarle el rostro al país. Una política que apunta hacia la igualdad de derechos y, a terminar con la exclusión y la discriminación que lamentablemente sufren a diario miles de ciudadanos.

A cinco meses de iniciado el gobierno de la Nueva Mayoría, estamos en el Tercer Trámite de una importante Reforma Tributaria que generará recursos permanentes para gastos permanentes, donde quienes tienen más, pagarán más.

También estamos comenzando una profunda Reforma Educacional. Una educación pública gratuita y de calidad: con profesores bien capacitados y buenas remuneraciones; con una infraestructura adecuada; con amplio acceso a la cultura; con buenas prácticas alimenticias y deportivas; con seguridad para niñas y niños, todas cuestiones que la gente está pidiendo no como un bien de consumo, sino como un derecho universal.

Estamos tramitando la Reforma al Sistema Binominal, y más de 40 iniciativas legislativas, correspondiente a las 56 medidas prometidas para los primeros 100 días. Además –por iniciativa propia o en conjunto con otros senadores- he presentado cerca de 20 mociones, que buscan eliminar distintos tipos de discriminaciones en la actual legislación para las personas con capacidades diferentes, y  a ampliar las libertades individuales, como en el caso del autocultivo de la marihuana. En todas estas iniciativas, el Congreso está prefigurando el país posible.

Trabajamos con el Gobierno para encontrar los mayores y mejores acuerdos en la Nueva Mayoría, pero también para avanzar en la búsqueda de ampliar los pactos políticos, porque los cambios que impulsamos buscan la inclusión de todas y todos.

A veces nos ha faltado trabajo pre-legislativo, para evitar conflictos inoficiosos que solo confunden a la opinión pública. Además, no hemos sido lo suficientemente claros en explicitar los principales objetivos que buscamos alcanzar como coalición política.

Los cambios no son fáciles, porque tocan importantes intereses, pero tenemos que avanzar con la Presidenta Bachelet en eliminar la vergonzosa desigualdad que tenemos como país y, profundizar nuestra democracia con una nueva Constitución para Chile.