Menú×

Noticias

Salvador Allende Dio Su Vida Por La Democracia

Domingo 11 de Septiembre de 2011 | Actualizado el 28/10/2017 a las 19:00:09
La Senadora de Atacama, Isabel Allende, conmemoró el 11 de septiembre en la ciudad de Montevideo, invitada por el Partidos Socialista del Uruguay, en un acto que se realizó en la Plazuela Salvador Allende.

La Senadora Isabel Allende participó en el acto organizado por la Comisión de Barrio Simón Bolivar y el Partido Socialista del Uruguay en la Plazuela Salvador Allende, para conmemorar el 11 de septiembre de 2011.

La Plazuela Salvador Allende fue creada en el gobierno municipal de Tabaré Vázquez, y el 2001 se inauguró el busto del Presidente, durante la administración de Mariano Arana. La obra fue realizada Luis Alonso y se financió a través de una campaña realizada entre vecinos, compañeros y compañeras. Año a año, la compañera Nelly Castro ha organizado esta conmemoración que se ha convertido en una actividad que conovoca en esta fecha a la militancia socialista, a los vecinos y vecinas del sector, a organziaciones sociales, parlamentarios, representantes de la cultura, entre otros.

El acto se inició con la intervención del senador socialista, Daniel Martínez, quien destacó que el sacrificio de Salvador Allende no había sido en vano, y que seguía siendo un ejemplo para los socialistas de Chile, de Uruguay y de todo elmundo. Por su parte, el Senador Rafael Michelini recordó "con rebeldía" lo sucedido en el Golpe de Estado de 1973, y declaró que la rebeldía era lo que le hacía volver una y otra vez a la trayetoria de Allende, y encontrar la plena vigencia de su mensaje para Chile, Uruguay y todos los países que valoran la democracia como sistema de gobierno.

A su turno, Isabel Allende se mostró emocionada por el homenaje, y recordó el esfuerzo realizado por la gente para erigir el busto que preside la plazoleta. Posteriormente, recordó que la figura de Salvador Allende "es reconocida hoy en todo el mundo", y trazó una semblanza de la militancia de su padre, que comenzó en secundaria, y que tempranamente lo llevó a ocupar cargos de importancia creciente. "Pero no importan los cargos, lo que importa es el hombre capaz de estar siempre al lado de los que más lo necesitaban", enfatizó.

La senadora trasandina calificó a su padre como "un pedagogo social", que recorría el país "enseñándole a la gente que podía soñar con un país mejor, un país que permitiera a cada uno desarrollarse según sus capacidades, un país que no segregara".

Asimismo, destacó su doble lucha, en carácter de político y de médico-contra la mortalidad infantil "Nos gusta recordar a ese luchador consecuente", dijo.
Luego repasó someramente los mayores logros del gobierno de su padre, el modo en que "pregonaba la solución pacífica a los conflictos", y la medida más recordada: la nacionalización del cobre
"desde 1971 a la fecha se han generado más de 85 mil millones de dólares, posibilitando la realización de programas sociales y de la Reforma Previsional impulsada por la ex Presidenta Bachelet"

También mencionó el trato prioritario de la salud y la educación en la administración Allende, y afirmó que su padre "vería con orgullo" las movilizaciones de estudiantes que se viven en la actualidad en el país, que "desde hace tres meses están en la calle dándonos una lección, enseñándonos que es posible lucha por un sistema que no segregue y no promueva la desigualdad social".

Pasando al plano familiar, hizo referencia a los recientes estudios forenses realizados a los restos de Salvador Allende, que confirmaron que se suicidó durante el ataque militar a la Casa de la Moneda. "Estos días no han sido fáciles: como familia hemos cerrado un ciclo doloroso y estamos en paz, pero eso no significa que se haya cerrado para la Justicia", manifestó Isabel Allende ante el entusiasmo de los presentes. "Los jueces tienen que seguir haciendo su trabajo, nuestras víctimas merecen que haya justicia, reconocimiento y reparación", remarcó.
"Salvador Allende ha vuelto a su lugar, está tranquilo con los suyos, ahora nos corresponde a nosotros y a las generaciones jóvenes tomar esa bandera", dijo la senadora chilena, no sin antes agradecer "a mis hermanos uruguayos", refiriendo que "siempre he sentido que acá hay cariño, identidad, y ese afecto que nos reconforta cuando se han vivido momentos duros".

"Salvador Allende dio su vida por la democracia, y esa es la gran lección que nos dejó. Por ello su gesto es valorado y reconocido en Chile, en Uruguay y en el mundo entero", concluyó la parlamentaria.