Menú×

Noticias

La Libertad De Credo Es Imprescindible Para Consolidar Los Derechos Fundamentales En Chile

Miercoles 22 de Octubre de 2014 | Actualizado el 26/10/2017 a las 23:19:04
La Presidenta del Senado, Isabel Allende Bussi, participó en la celebración de un nuevo aniversario del Día de las Iglesias Evangélicas y Protestantes en Chile, en una acto en el Salón de Honor del Congreso Nacional en Valparaíso.

En el marco del Día de las Iglesias Evangélicas y Protestantes en nuestro país, y que se conmemora con un feriado el 31 de octubre, se realizó en el Salón de Honor del Senado un significativo acto con cientos de feligreses, instancia que estuvo encabezada por la Presidenta del Senado, Isabel Allende Bussi, quien manifestó que "para nuestro país la libertad de credo es un tema imprescindible para consolidar los derechos fundamentales en Chile, sobre todo las que tiene que ver con las opciones individuales y creencias de cada persona", expresó la parlamentaria.

Es importante destacar que hace seis años, la Presidenta Michelle Bachelet promulgó la Ley Nº 20.299, del 10 de octubre de 2008, mediante la cual se declara formalmente el 31 de octubre como el Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes. La instauración de este importante feriado para las iglesias evangélicas en nuestro país, es una situación inédita en toda Latinoamérica, dado que Chile es el único país de la región que cuenta con un feriado legal. "Por primera vez se estableció un feriado que recogiera tradiciones confesionales no católicas, señalando un significativo hito en el reconocimiento a la igualdad de los credos ante la ley", agregó la segunda autoridad del país.

En este contexto, la Senadora de la Región de Atacama recordó "con orgullo, fue mi padre, el Presidente Salvador Allende Gossens, quien marcó uno de los hitos del reconocimiento al pueblo evangélico, cuando solicitó al Cardenal Raúl Silva Henríquez, que la tradicional realización del Tedeum Católico fuera reemplazado por un Tedeum Ecuménico con ocasión de las ceremonias de transmisión de mando en 1970, solicitud que hizo en reconocimiento y respeto de las creencias del pueblo chileno, mayoritariamente católico, pero también crecientemente abierto al cristianismo protestante que conoció a través de sus amigos de infancia y juventud en Valparaíso y en el mundo político", detalló Isabel Allende.

También es importante mencionar que esta celebración se acordó con la Presidenta del Senado, cuando la Mesa Ampliada de la Unión Evangélica, presidida por el obispo Emiliano Soto V. fue a realizar el primer saludo protocolar a la Senadora Allende al asumir la presidencia de la Cámara Alta. En esa ocasión, ella recordó que tomamos el compromiso de efectuar una gran actividad con motivo de la conmemoración de las iglesias evangélicas el próximo 31 de octubre, evento que se efectuaríamos en conjunto con el Presidente de la Cámara, Aldo Cornejo, en el Congreso Nacional, y así hemos cumplido”.

De igual forma, la Presidenta del Senado destacó los proyectos de acuerdo presentados por ella, como el restablecimiento del beneficio de acceso a FONASA que se otorgará a los dirigentes sociales y vecinales, se extienda también como beneficiarios a los pastores evangélicos, regulados en la ley 19.638, que no estén inscritos en algún sistema de Salud, para que sean protegidos y amparados por el Sistema Público de Salud, “como también la creación o contratación de un seguro en favor de los dirigentes de base, sociales, deportivos, culturales, religiosos o vecinales, cuando en su condición de dirigentes y/o  en el desarrollo de sus actividades propias, les suceda o acaezca algún accidente”.

También, la primera autoridad del Congreso se comprometió en orden a “colaborar en la aprobación del proyecto de ley busca asegurar a toda organización religiosa que su constitución y regulación quedará sujeta a la ley Nº 19.683, que establece normas sobre la constitución jurídica de las iglesias y organizaciones religiosas”.

Finalmente, la legisladora añadió que es de suma importancia que en Chile se vayan abriendo aún más las fronteras ideológicas, religiosas y culturales, "dado que nuestro país es sumamente diverso, de norte a sur, por lo tanto es necesario que exista plena libertad para manifestarse y actuar como individuo, en el marco de una legislación moderna, inclusiva y que busca la integración en nuestra sociedad", sentenció la Senadora Allende.