Menú×

Noticias

Todo Mi Apoyo A La Instauración Del Día Nacional De Las Manipuladoras De Alimentos

Miercoles 02 de Agosto de 2017 | Actualizado el 25/10/2017 a las 15:33:33
Intervención de la Senadora Isabel Allende Bussi, en Sala de Sesiones del Senado, en Valparaíso, con motivo de la instauración del Día Nacional de las Manipuladoras de Alimentos.

Por su intermedio, Señor Presidente, quiero relevar la labor que realizan los y las manipuladoras de alimentos con nuestros niños del país. Es primordial destacar la importancia que tiene el asegurar la alimentación de los menores, ya que al encontrarse en una etapa de crecimiento, la misma repercute en la adopción de hábitos, para el correcto funcionamiento del organismo. Una correcta alimentación permite un mejor aprendizaje, comunicarse, pensar y socializar. Permite un mayor desarrollo de sus capacidades intelectuales.

Así también lo pensó el programa de la Unidad Popular, el cual vio como fundamental la alimentación de los niños, por lo cual aseguró y garantizó para cada niño un medio litro de leche, teniendo la mirada que el niño que no recibía esa proteína, tendría un desarrollo distinto al que podía tenerla, en materias de salud y educación. Porque el niño que tiene hambre, difícil puede concentrarse en aprender, lo cual crea desigualdades desde la cuna.

Por eso es tan importante el trabajo que desempeñan nuestras manipuladoras, quienes día a día entregan su dedicación y cariño, en otorgar el alimento necesario a nuestros niños y niñas del país.

Gracias a este alimento que llega cada día, se ha podido disminuir la deserción escolar, mejorar su integración y ayudar a las familias que les cuesta llevar el sustento a sus hogares.  Esta labor, muchas veces anónima, será reconocida a partir de hoy, a través del Día Nacional de las Manipuladoras y Manipuladores de Alimentos.

Estimados Senadores y Senadoras, quiero mencionar que en las últimas semanas nos hemos reunido con el Sindicato de Manipuladoras de Alimentos de la Región de Valparaíso. Ellas, junto con agradecer el reconocimiento de su labor por parte del Gobierno de la Presidenta Bachelet, nos manifestaron su preocupación por las bases de licitaciones que realiza la JUNAEB, ya que éstas, muchas veces, no se condicen con la realidad que se vive en los colegios y escuelas, afectando directamente la alimentación de las y los niños, al no considerarse la calidad del tipo de alimento que se entrega (fideos partidos, verduras de menor calidad), los tiempos para su preparación (sin calcular traslados de alimentos y elaboración adecuada), e incluso la modalidad de entrega de los mismos (sacos de gran tamaño que deben ser desplazados y distribuidos).

Ello, además, incide directamente en sus derechos laborales y en exigencias para su trabajo que tampoco se contemplan en las bases de licitación, a la hora que postulan las empresas. En variadas ocasiones, las propias empresas reducen la cantidad de manipuladoras, pero ello no necesariamente implica que se reduzca su trabajo, sino que se recargan a todas las que quedan en el lugar. Por esto quiero llamar la atención, que nosotros debemos ser un soporte para resguardar la integridad de ellas, de sus derechos y también, de la calidad de la alimentación que se entrega a nuestros niños más vulnerables.

Por otra parte, quiero destacar la mayor protección que tiene la labor de las manipuladoras desde el año 2014, ya que a través de la Ley 20.787 se aseguran los derechos laborales de ellas. Antes de esta ley, no contaban con remuneraciones entre enero y febrero, siendo desprovistas de sus ingresos por estos meses. Esta ley significó asegurar su sustento en el tiempo de vacaciones, lo cual representó un avance sustantivo para ellas, y de la misma manera, entregar remuneraciones dignas, para una labor que es tan fundamental para nuestros niños y jóvenes a lo largo de todo Chile, que muchas veces cuentan con esta alimentación, como su único sustento diario para su crecimiento.

Por esto quiero manifestar todo mi apoyo y respaldo al Día Nacional de las Manipuladoras de Alimentos, ya que es un reconocimiento al aporte que hacen estas mujeres –principalmente- y hombres, en el presente y el futuro de nuestro país, para con las nuevas generaciones en un tema tan fundamental como es su alimentación para su crecimiento y, fortalecimiento físico y mental. He dicho.