Menú×

Noticias

La Agenda De Energía Es Un Desafío Que Nos Involucra A Tod@s

Domingo 18 de Mayo de 2014 | Actualizado el 28/10/2017 a las 00:02:55
Columna de la Presidenta del Senado, Isabel Allende Bussi, con motivo de la presentación de la Agenda de Energía, realizada el 15 de mayo por la Presidenta Michelle Bachelet y el Ministro de Energía, Máximo Pacheco en La Moneda.

Continuando con los avances sustanciales del programa de Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, es muy destacable lo ocurrido en el Palacio de la Moneda, el jueves 17 de mayo, con la entrega por parte del Ministro de Energía, Máximo Pacheco a la mandataria de la Agenda de Energía, que permitirá desarrollar un proceso de diálogo amplió para generar una Política Energética de Estado, con validación social, política y técnica.

Con este importante anuncio, que es el número 48 de las 50 medidas prometidas a la ciudadanía para los 100 primeros días de Gobierno, podemos sentar las bases y comenzar a trabajar en materia energética con una hoja de ruta seria y bien definida, que fue aplaudida transversalmente tanto en el ámbito político como empresarial, lo que refuerza el serio compromiso del Gobierno con el desarrollo energético.

La agenda plantea un desafío común y parte de una realidad: “sin energía no habrá crecimiento”. En este sentido, es importante destacar el mensaje del Ejecutivo, que alude al objetivo de tener una matriz energética diversificada, equilibrada y sustentable. Asimismo, que garantice el abastecimiento a bajo costo y en forma sustentable ambiental y comunitariamente.

Los desafíos en materia energética son evidentes y parten desde un diagnóstico compartido, lo que ha permitido construir una agenda en la cual se escucharon las voces de todos los actores y sus diferentes posiciones, conformando finalmente un grupo de medidas que se materializan en la Agenda de Energía, que todos esperamos que contribuya a resolver un tema esencial para todos y todas las chilenos.

Este es un tema sensible, ya que afecta tanto a las grandes industrias disminuyendo su competitividad, como a los ciudadanos que ven como las cuentas de electricidad han entrado en un espiral de alza en los precios que es primordial detener.

La Agenda marca un cambio en el eje de las políticas públicas en este sector, entregando a ENAP un papel protagónico y reconoce la necesidad de que el Estado cumpla un nuevo rol, que garantice el bien común de toda la ciudadanía, sin inhibir la iniciativa de los privados, y potenciando las energías renovables no convencionales.

Esta agenda energética incorpora otros desafíos estratégicos, como son la reducción de precios con una mayor competencia, eficiencia y diversificación, con la mejora de la regulación de las licitaciones de suministro para clientes regulados. Además, promueve el uso de GNL en la generación eléctrica en reemplazo del diesel; y genera medidas pro eficiencia en el mercado de distribución de gas de red, a través de la regulación de tarifas.

Es importante destacar al respecto, que Chile es el único país en el mundo donde no existe la regulación de las tarifas del gas, y que ello requiere de un cambio sustantivo, especialmente considerando que en la actualidad los márgenes de ganancias de las empresas superan con creces lo que en cualquier mercado se estipula. Ello obviamente incide directamente en que tengamos uno de los precios más altos y que afecte directamente a las y los consumidores domiciliarios como empresariales.

El desarrollo de recursos energéticos propios, es otra de las preocupaciones de la agenda, por lo que se apoyará el desarrollo hidroeléctrico con criterios de sustentabilidad, especialmente considerando las centrales de pasada. De igual forma, se estimulará la integración de otras energías renovables, en cumplimiento a la Ley 20/25, y promoviendo el desarrollo de un mercado ERNC de auto consumo socialmente eficiente y transversal y se considerará el tan anhelado desarrollo de la geotermia. En este sentido, el Ministerio de Energía estimulará nuestras privilegiadas condiciones geográficas y territoriales para que explotemos nuestra propia naturaleza que ofrece potencialidades ciertas para la energía solar, eólica, mareomotriz, geotérmica e hídrica.

Adicionalmente, quiero resaltar que la política energética contemple un nuevo marco regulatorio para el transporte de energía; como lo es la interconexión SIC-SING, la adecuación de la normativa de la operación de los Sistemas Interconectados para la incorporación eficiente y segura de las ERNC; la generación de una Reforma a los Centros de Despacho Económico y Carga (CDEC), y por cuento, el fortalecer la interconexión regional con Perú, Argentina y Ecuador.

Un elemento central es la Eficiencia Energética, y me parece muy importante que contemos con una propuesta legislativa que nos permita tener una Ley de Eficiencia Energética, que la considere para la industria y especialmente para la minería, como a su vez para los hogares y las PYMES y el comercio, e igualmente para el sector público. Contarán con todo mi apoyo desde la Presidencia del Senado, como en mi rol de parlamentaria integrante de la Comisión de Minería y Energía del Senado.

Celebro que la Agenda incorpore a las comunidades en el desarrollo de proyectos energéticos, fortaleciendo su participación y relevando un ordenamiento territorial, que de cuenta de las necesidades locales y no solo nacionales. Esta es una gran noticia para todos quienes creemos que la democracia no solo debe ser política, sino también debe ser económica, y que en definitiva, las empresas tienen que considerar el impacto que causan directamente en la comunidad. De igual forma, que tienen que cambiar su mirada respecto a la Responsabilidad Social Empresarial, y considerar a las y los ciudadanos locales sus socios en los proyectos energéticos.

Otro de los factores que me parecen relevantes es la necesidad de una normativa de Ordenamiento Territorial, que aunque se reconoce que va más allá de esta Agenda de Energía, es clave realizarla en el corto y mediano plazo. Esa será la única manera en que podamos hacer un uso eficiente, sustentable y socialmente responsable de los distintos territorios de Chile.

Los siete puntos de la Agenda de Energía son neurálgicos, precisos y con visión integradora. Felicito a la Presidenta Michelle Bachelet y al Ministro de Energía, Máximo Pacheco, porque con esta carta de navegación que tanto requeríamos, podremos transitar por un camino de justicia y crecimiento, donde la energía sea un factor de beneficio y crecimiento para todos los actores y la ciudadanía de nuestro país.

ISABEL ALLENDE BUSSI
PRESIDENTA DEL SENADO