Menú×

Noticias

Incomprensible Rechazo De La Derecha A Reforma Constitucional Uso Agua

Miercoles 13 de Enero de 2010 | Actualizado el 29/10/2017 a las 00:21:01
La parlamentaria afirmó que esto demuestra que la Alianza siempre antepone los intereses del mercado por sobre los derechos de los ciudadanos.

Una dura crítica a los parlamentarios de la Alianza realizó la diputada socialista y senadora electa por Atacama, Isabel Allende, tras el rechazo anunciado por la derecha a la reforma constitucional que regula el uso de las aguas, y alertó el grave efecto que podría tener en la cuenca del Valle de Copiapó.
Ante la extrema sequedad del Embalse Lautaro, la senadora electa dijo que “la grave sequía en el valle de Copiapó es la prueba que tenemos que cambiar nuestra legislación acerca del agua: nuestra región se está quedando sin agua", dijo enfática.

Además, la parlamentaria responsabilizó a la derecha y calificó de “incomprensible” la actitud de los diputados de la UDI y RN, tomando en cuenta lo importante que resulta un cambio en la actual legislación que “tiene a este recurso a merced absoluta de los vaivenes del mercado y concentrado a perpetuidad en unas pocas empresas, generalmente hidroeléctricas”.

“Actualmente en la constitución solo existen dos líneas que se refieren al uso de aguas, lo que nos parece un despropósito pensando en que este es un tema de discusión, no solo nacional sino que global” enfatizó Isabel Allende.

La senadora electa agregó que este es un tema crucial, sobre todo, “para las regiones o zonas como las que yo represento –Región de Atacama- donde el recurso es escaso y se asegura difícilmente el consumo humano”.

La diputada Allende argumentó que esta reforma pretende justamente terminar con el uso irracional del agua y por supuesto proteger las cuencas, exigiendo la reposición del recurso que se extrae.

Sobre este mismo punto, señaló que en Copiapó la cantidad de agua que se saca al río de esa ciudad es mucho mayor a la que se repone, significando un problema gravísimo para los habitantes.

“Nosotros estamos en este tema desde el año 2008 cuando se creó la Mesa del Agua; por tanto, también quiero desmentir absolutamente un supuesto uso electoral, como lo han insinuado los parlamentarios de la derecha”, señaló.

Por último Isabel Allende dijo compartir las críticas de Marco Enríquez–Ominami en el sentido, de que “estamos ante una derecha del siglo antepasado”.

“Hoy la Alianza ha demostrado lo que son y a quienes representan. A ellos no les importa que se legisle a favor de la ciudadanía, solo les importa proteger los intereses de unos pocos y que el mercado regule todo”, concluyó la diputada socialista.