Menú×

Noticias

La Decisión De Declarar Alerta Ambiental En Freirina Es Adecuada, Pero No Suficiente

Martes 22 de Mayo de 2012 | Actualizado el 28/10/2017 a las 17:53:11
La Decisión De Declarar Alerta Ambiental En Freirina Es Adecuada, Pero No Suficiente

Como “adecuada” y una resolución que debió tomarse hace meses, calificó la Senadora PS Isabel Allende, la decisión del gobierno en orden a decretar alerta ambiental en la comuna y el cierre momentáneo de la planta Agrosuper en Freirina.

“Me parece muy adecuada la decisión del gobierno de declarar alerta ambiental y suspender temporalmente a la empresa. Se lo dije en su minuto al Ministro de Salud antes que partiera a la zona, que tenía que declarar el cierre temporal de la empresa, sacar a los cerdos gradualmente para tomar todas las medidas y que no se vuelva a abrir hasta cuando este garantizado en un 100% que efectivamente no va a haber más problemas de malos olores y contaminación, y si no puede garantizar esto, no podrá abrir de nuevo”, aseveró Allende.

Dijo además que “acabamos de enterarnos que la empresa donde participaba la Ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, es una de las empresas que evaluó a Agrosuper en su momento”.

“Creo que la conducta que en estos momentos está teniendo el gobierno y los parlamentarios de la Alianza de culpabilizar que esta se aprobó durante el gobierno de Bachelet, es una pequeñez increíble”, añadió.

Aseguró que “si no fue adecuado el estudio ni lo suficientemente riguroso en su momento, hoy lo que corresponde es reparar y aquí lo que estamos reclamando es que hace diez meses los habitantes de Freirina, que son extraordinariamente pacíficos y tranquilos, se cansaron de estar sufriendo por meses el mal olor”.

A su juicio “es grave que la Ministra del Medio de Ambiente se traslade a Freirina y resulta que fue una consultora donde ella participó, la que evaluó en su momento a Agrosuper. Yo no digo que la inhabilita, pero al menos la deja mal parada”.

“No corresponde –puntualizó-
tampoco que tratemos de desviar la atención diciendo que se aprobó en el 2007, porque las empresas siempre aseguran que tienen tecnología de punta y que no van a provocar ningún malestar. Las cosas se ven cuando empiezan a funcionar y por ello se debió hacer una fiscalización rigurosa. Hemos enviado tres oficios y las respuestas han sido insuficientes. Cuando las cosas están funcionando es cuando mejor se demuestra la complejidad medioambiental y la incapacidad de las autoridades regionales de no haber puesto fin a esto”.