Menú×

Noticias

Familias De Barranquilla Y Rodillo Podrán Tener Una Solución Ordenada Y Con Un Precio Justo

Martes 10 de Abril de 2012 | Actualizado el 28/10/2017 a las 18:11:03
Encuentro gestionado por la Senadora de Atacama, Isabel Allende, junto a la Alcaldesa de Caldera, Brunilda González, dirigentes de Barranquilla y Rodillo, con la Ministra de BBNN, Carolina Parot, para alcanzar un buen resultado.

Un importante avance para la regularización de la situación de propiedad de segunda vivienda de más de 1300 familias de las localidades costeras de Barranquilla y Rodillo se alcanzó en una reunión que sostuvieron entre los comités de vivienda de la zona, la Senadora Isabel Allende, la Alcaldesa de Caldera, Brunilda González y la Ministra de Bienes Nacionales, Catalina Parot.

En el encuentro los dirigentes de los comités de Adelanto de Barranquilla, de vivienda Nueva Barranquilla, Virgen de Barranquilla y el presidente de la Unión Comunal de Rodillo -representa a siete organizaciones del sector-, las que agrupan a más de cinco mil personas, obtuvieron el compromiso del gobierno para avanzar rápidamente en una solución para regularizar sus terrenos a través de la venta de ellos por parte del Ministerio de Bienes Nacionales, propietario de ellos.

La Ministra Catalina Parot se comprometió a buscar una rápida solución "mediante un proceso ordenado y considere un precio justo, teniendo como base el interés de estas familias por regularizar los terrenos y comprárselos al fisco". La Ministra agregó que "esto se enmarca dentro de la preocupación por el borde costero y la situación de segundas viviendas de sectores medios".

La Senadora Isabel Allende, por su parte, se manifestó muy conforme con el resultado del encuentro que "permite apurar la entrega de una solución definitiva para más de 1300 familias que tienen viviendas en estas zonas de Caldera, la que el verano llega a tener una población flotante de 10.000 personas. Son 800 viviendas en Barranquilla y 500 en Rodillo que ahora podrán pertenecer con todas las de la ley a sus propietarios, gracias a la buena disposición del Ministerio de Bienes Nacionales que se ha abierto a una solución justa y digna. Estas familias no piden que se les regale nada sino que se les vendan los terrenos a un precio justo, lo que está cerca de lograrse".

Isabel Allende finalizó señalando que "esto sienta un precedente para poder avanzar en lograr acuerdos y fórmulas para regularizar la situación del gran problema de segundas viviendas en terrenos en disputa como lo es el caso de Puerto Viejo, de propiedad privada, que puede ver en este proceso una alternativa viable de dialogo para destrabar un conflicto que se extienda ya por mucho años y que no ha podido ser solucionado".