Menú×

Noticias

Recibí A Profesores Y Asistentes Para Entregarles Mi Visión Del Conflicto

Lunes 09 de Noviembre de 2009 | Actualizado el 29/10/2017 a las 00:33:19
La diputada defendió la propuesta de la Comisión Especial y reconoció la deuda que tiene el Estado con los profesores, así como también reiteró la necesidad de legislar sobre los temas específicos que demandan los Asistentes de la Educación.

La diputada defendió la propuesta de la Comisión Especial y reconoció la deuda que tiene el Estado con los profesores, así como también reiteró la necesidad de legislar sobre los temas específicos que demandan los Asistentes de la Educación.

En una jornada donde los trabajadores de la educación fueron los protagonistas, la candidata socialista al Senado, Isabel Allende, recibió en su sede de campaña a los directivos del Colegio Regional de Profesores, y posteriormente, a la directiva de los Asistentes de la Educación, en dos encuentros diametralmente opuestos entre sí.

Flanqueados por cerca de doscientos profesores que marchaban hacia la Plaza, la directiva del Colegio Regional de Profesores ingresó hasta la oficina de la parlamentaria para conocer la visión de la Diputada de la República sobre si apoyará las demandas del sector sobre el presupuesto de la Nación que se votará la próxima semana en el Congreso, y que los docentes esperan que tenga soluciones específicas a las peticiones que aún los mantiene paralizados.

Isabel Allende expresó que su posición “es bastante clara, porque en la Cámara de Diputados se constituyó una comisión especial, encabezada por el diputado Carlos Montes, integrante de la bancada PS. Reconocemos la deuda, hicimos una propuesta económica e incluso propusimos cómo financiar los 1.400 millones dólares, a través de la creación de un impuesto especial a las fortunas mas altas de este país, y por cierto, al alcohol y al tabaco. No pensamos que fuera posible incluirla en el presupuesto de este año, porque el plazo está muy encima, lo que lo hace bastante más inviable”, aclaró la diputada antes los representantes del Colegio Regional de Profesores congregados fuera de la sede parlamentaria.

Allende añadió que “la propuesta fue aprobada por 70 votos. Nosotros ahora pedimos que haya flexibilidad de ambas partes, tanto del Ejecutivo como de los profesores, lo que significa que tienen que sentarse a dialogar y encontrar la solución adecuada, porque nos parece que a esta altura del año escolar es complejo y serán muchos estudiantes, sus familias y la comunidad entera la que se ve afectada con esta paralización”, sentenció la diputada, agregando que la extensión del conflicto “termina generando el debilitamiento de la educación pública y es lo que, precisamente, nosotros no queremos”.

A continuación, Isabel Allende se reunió con la directiva de la CONFUCEM, que agrupa a los Asistentes de la Educación, quienes se desempeñan como inspectores, auxiliares, paradocentes, bibliotecarios y sicopedagogos, entre otros y quienes en un comienzo tuvieron la voluntad de adherir a las peticiones de los profesores, decidiendo desplegar un movimiento paralelo e independiente tras algunas discrepancias internas.

La directiva, encabezada por su presidente regional, Antonio Urbina, acompañada de representantes de los comunales de CONFUCEM de Copiapó, Caldera, Chañaral y Diego de Almagro, dialogaron con la diputada solicitando el respaldo para las propuestas que como institución están generando y a las que se han plegado otros Asistentes de colegios particulares subvencionados, como el Liceo Católico, la Escuela Técnico Profesional y el Colegio Parroquial de Caldera.

Las demandas específicas que le plantearon a la diputada fueron “la necesidad de profesionalizar más el sector, mediante capacitaciones y perfeccionamiento continuo que debiera proveer el Ministerio de Educación y los sostenedores de los colegios. Las futuras contrataciones de asistentes de la educación deben exigir personas preparadas con un mínimo de cuarto medio rendido” según expresó Urbina.

Isabel Allende se refirió al tema destacando la importancia del rol que ellos cumplen, “porque atienden a los alumnos durante sus recreo o almuerzos, y tienen contacto directo con ellos cuando se trata de cubrir la ausencia de algún profesor. Por lo tanto, tienen un conocimiento más amplio de los estudiantes en sus períodos recreativos e inclusive, una amplia relación afectiva con los alumnos”, dijo la diputada.

La parlamentaria reiteró que “es trascendental que se legisle y se apoye una medida que reconoce a los profesionales que prestan asistencia al sistema educactivo, dado que los planes de formación cada día demandan una mayor especialización tanto en trastornos del aprendizaje, como en la situación familiar de los estudiantes y de sus familias, y que muchas veces escapa al control de los profesores”, finalizó la candidata socialista al Senado por Atacama, Isabel Allende.