Menú×

Noticias

La Unica Solución A La Crisis Del Agua De Atacama Es Que Se Construya Una Planta Desaladora

Viernes 16 de Septiembre de 2011 | Actualizado el 28/10/2017 a las 18:59:44
La Senadora de Atacama, Isabel Allende, también llamó a instituciones fiscalizadoras a actuar como tales y emplazó al Gobierno Regional a que explique por qué terminó con las Mesas de Agua.

La Senadora Isabel Allende dijo que el estado actual de la crisis hídrica en la cuenca del Valle de Copiapó exige tomar decisiones drásticas, ya que los temas de fondo no están siendo solucionados por las autoridades y que el próximo paso debe ser entablar una demanda colectiva contra Aguas Chañar por no entregar un servicio continuo ni de calidad.

La parlamentaria conversó en horas de esta mañana con el Ministro de Obras Publicas, Laurence Golborne y con el Director Nacional de Servicio Nacional del Consumidor, Juan Antonio Peribonio, para buscar soluciones a la crisis del agua en Copiapó y alertarlos sobre la necesidad de generar procedimientos inmediatos. Asimismo, se reunió con el Director Regional del SERNAC, Miguel Vargas y con el Director Interino de la Oficina Regional de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, Rodrigo Riquelme.

Tras las reunión que tuvo con Vargas en la tarde de ayer, Allende sostuvo que ese organismo “se hizo eco a las peticiones de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, entre ellas las de Paipote, y ha presentado una mediación colectiva, y por lo tanto, esperamos las conclusiones que saquen del estudio de la respuesta que dio Aguas Chañar”.

“Según se lo expresé hoy al Director Peribonio, el paso siguiente tras el análisis del SERNAC debería ser la presentación de una demanda colectiva contra la empresa, como paso siguiente a la mediación colectiva”, aseguró la parlamentaria, dejando entrever que no cree que los resultados del SERNAC sobre la respuesta de Aguas Chañar sean positivos.

“Por ello, llamo a todas las organizaciones, ya sean Asociaciones de Consumidores, ya sean Juntas de Vecinos y Uniones Comunales, a hacerse parte de una demanda colectiva porque cada usuario debe ser compensado justamente por aquello en que se vio afectado”.

Asimismo, la Senadora Allende dijo que “con el Director Regional Interino de la SISS hemos coincidido de que es muy importante la fiscalización que se debe realizar sobre la sanitaria. La SISS no es parte de la solución pero su rol si es fiscalizar y si bien es cierto que las soluciones de emergencia entregadas por Aguas Chañar se estarían cumpliendo dentro del plazo, la verdad es que el tema de fondo no se está solucionando”, aseguró.

“Aquí hay una respuesta que no está clara ante una pregunta legítima que nos formulamos todos quienes vivimos en Atacama y es la siguiente: ¿cómo vamos a asegurar continuidad y calidad de un servicio, más aun si se proyecta un crecimiento importante de la población, sobre todo en la capital regional?”, dijo.

“La única solución real posible es instalar una planta desaladora”, precisó Isabel Allende, para lo cual se comunicó esta mañana con el Ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, y coincidieron en que “es indispensable hacer los lineamientos para que no esperemos mucho más para llegar a la solución de fondo porque lo que se está haciendo ahora es usar medidas que sólo parchan la grave crisis que tenemos en la cuenca de Copiapó”.

La parlamentaria aseguró que una Planta Desaladora significa que “se subirán las tarifas y el Gobierno tendrá que subsidiar a todas las familias de menos recursos. Pero lo importante es que tengamos continuidad y calidad del servicio y que se siga agotando lo que hoy día está ocurriendo con nuestras napas y con la cuenca del Río que claramente no tiene la capacidad de abastecer, más aún si proyectamos el crecimiento de la población al doble. Por lo tanto quedamos de reunirnos en un corto plazo con el Ministro Golborne para trabajar este tema a fondo”, señaló.

“Ya es hora de tomar medidas inmediatas y por cierto el Gobierno debe exigirle más a esta empresa. A mi juicio, la Superintendencia de Servicios Sanitarios y su Directora Nacional no han fiscalizado lo suficiente con el rigor necesario”, aseguró Allende.

“Quiero hacer un llamado para que las instituciones fiscalizadoras actúen como tal y también la Dirección General de Aguas, que me parece que no ha tenido el rol que debería: dar más transparencia para explicar a la población por qué razón se entregaron concesiones muy superiores a la capacidad real de la cuenca de poder reponerse”, indicó la parlamentaria.

Finalmente, la Senadora Allende emplazó al Gobierno Regional “a que explique por qué terminó con las Mesas de Agua, dado que no se entiende que ante la inminencia de una crisis hídrica, las autoridades hayan finalizado un trabajo realizado por más de tres años yen el que estaban a punto de aprobarse los estatutos, que implicaba además una alta participación frente a la situación que vemos hoy, en la que los vecinos de Atacama pagan altos costos por un deficiente servicio de aguas”.