Menú×

Noticias

Contraloría Confirma Que Aprobacion De Termoelectrica Castilla Contiene Serias Dudas Administrativas Y Presiones Indebidas

Jueves 08 de Septiembre de 2011 | Actualizado el 28/10/2017 a las 19:01:06
La Senadora de Atacama, Isabel Allende, destacó que "la Contraloría General de la República se ha pronunciado a favor de lo que hemos sostenido todo este tiempo, esto es, la injerencia indebida que ejerció el gobierno para la aprobación de la Termoeléctrica Castilla".

La senadora Isabel Allende se refirió al informe que emanó Contraloría tras la petición que formuló junto al Diputado Alberto Robles para que se investigara el cambio en el proceso de calificación de la Central Termoeléctrica Castilla que ejecutó la Seremi de Salud de Atacama y que significó cambiar su condición de “contaminante” a “molesta”, permitiendo su aprobación.

Allende sostuvo que “la Contraloría General de la República se ha pronunciado a favor de lo que hemos sostenido todo este tiempo, esto es, la injerencia indebida que ejerció el gobierno para la aprobación de la Termoeléctrica Castilla. Ahora con aval de la Contraloría es posible conocer el rol jugado por el llamado “Comité para la Agilización de Inversiones (CAI)”, creado en Agosto del año pasado por este gobierno, específicamente con el objetivo de destrabar emblemáticos proyectos de inversión”.

“A nuestro juicio, esto constituye un factor extremadamente delicado que pone en entredicho una vez más la institucionalidad que nosotros veníamos cuestionando”, señaló la senadora.

En el informe, señaló la parlamentaria, queda demostrado que los representantes del CAI habría abandonado su rol de asesores técnicos para participar como promotores de las ventajas de aprobar el proyecto, “lo que constituye una falta en la probidad de los Ministerios que participan en dicho órgano, y que no hacen sino ratificar que el proyecto Castilla fue aprobado bajo serias dudas administrativas, mediante presiones y actitudes inapropiadas por parte de una serie de personeros de este gobierno, cuyo único objetivo era sacar adelante la Megacentral”.

En su investigación, la Contraloría constató que en el proceso se produjo una serie de reuniones que, a juicio de la senadora Allende, “resultan del todo inapropiadas”.

“Por ejemplo, la reunión realizada el 30 de Diciembre en la casa del Ministro de Salud; la reunión del 31 de diciembre del 2010 en la que participaron los Ministros de Energía, de Economía y de Salud junto a los funcionarios de la Seremi; y la del 13 de Enero de este año, en donde participó el representante del CAI, quien le señaló a los funcionarios de la Seremi de Salud que si no querían hacer la pega, debían renunciar”, mencionó Isabel Allende.

Sin embargo, la senadora fue clara en sostener que “nos cuesta compartir el pronunciamiento de la Contraloría en función de que no hubo presiones en la aprobación del proyecto, por parte de las autoridades de gobierno hacia el equipo que, en definitiva, confeccionó el nuevo informe. La actitud de distintos representantes del Gobierno, incluyendo Ministros de Estado, resulta inapropiada para el ejercicio óptimo de una labor esencialmente técnica y no política”.

La Senadora Allende aseguró que “vamos a estudiar jurídicamente los alcances del informe y representar a cada uno de los Ministerios participantes del CAI nuestras aprensiones sobre estos procedimientos consignados en el informe de la Contraloría”.