Menú×

Noticias

Participación De Las Mujeres Es Fundamental Para Mejorar Calidad De La Política Y De La Democracia

Viernes 01 de Abril de 2011 | Actualizado el 28/10/2017 a las 19:58:50
La Senadora de Atacama, Isabel Allende, participó en la conferencia de cierre del Seminario Internacional "Ciudades seguras y equitativas para todos y todas", realizado por la Municipalidad de Morón, en Buenos Aires, Argentina.

“La política y la ética tienen que ir de la mano, con coherencia entre lo que se dice y lo que se hace, transparentando el accionar de las autoridades en sus distintos niveles y expandiendo la participación ciudadana. Además, generando una renovación efectiva de los liderazgos entre las nuevas generaciones”. Así se expresó anoche la Senadora Isabel Allende, en la conferencia de cierre del Seminario Internacional “Ciudades seguras y equitativas para todos y todas”, organizado por la Municipalidad de Morón, en Buenos Aires, Argentina, entre los días 29 y 31 de marzo.

La invitación le fue realizada por el Intendente de Morón, Lucas Ghi, quien presentó a la Senadora Allende, como expositora de “Construyendo Ciudadanía: la Participación Política de las Mujeres”, junto a la Diputada argentina Vilma Ibarra, del Partido Nuevo Encuentro. La periodista y documentalista, Ana Cacopardo, moderó el debate. Este panel contó, además, con la asistencia de Martin Sabbatella, ex Intendente de Morón y actual diputado nacional de la Provincia de Buenos Aires, y con la amplia presencia de todas y todos los participantes del seminario.

La Diputada Ibarra destacó que “las mujeres en Argentina, que votamos desde 1952, hemos logrado instaurar la Ley de Cuotas en 1991, lo que se ha traducido en que hoy tengamos más de un 30% de parlamentarias en ambas cámaras, siendo un ejemplo en América y el mundo. Sin embargo, aún hay mucho por avanzar, cuando constatamos que en los niveles directivos del Senado no tenemos ninguna mujer y sólo una en la Cámara de Diputados. También al observar la realidad sindical que tiene amplia participación de las mujeres, pero que de 1.448 cargos, sólo 80 son ocupados –y 60 son vocalías- por dirigentas”.

Asimismo, la Senadora de la Región de Atacama, Isabel Allende informó respecto al debate pendiente en Chile, donde el proyecto de Ley de Cuotas –a pesar de la presentación hecha por la ex Presidenta Bachelet- no ha logrado la adhesión suficiente para ser debatido en el Congreso chileno. “No hemos contado con los votos de la derecha, ni de la Concertación, e incluso algunas de nuestras propias parlamentarias se han opuesto al declarar que ‘las mujeres deben acceder a estos cargos por sus propias capacidades’, como si solo las parlamentarias actuales fuéramos capaces, y que esta situación no fuera por las dificultades propias de un sistema político machista y discriminatorio”. En Chile, en la Cámara de Diputados de 120 escaños, sólo 16 son ocupados por mujeres (13,4%), y en el Senado, actualmente de 38 senadores, sólo 4 son mujeres (10,5%), muy distante de la meta del 30% que se considera el mínimo de representación que debiera haber en cada parlamento del mundo.

De igual manera, la parlamentaria chilena destacó que hoy las mujeres constituyen el 70% de los 1.300 millones de pobres en el mundo; dos terceras partes de los 876 millones de analfabetos del mundo son mujeres; 130 millones de niñas y mujeres han sufrido mutilación genital, aumentado en dos millones cada año; que el 20% de las mujeres han sufrido malos tratos físicos o agresiones sexuales; que tan sólo el 54% de las mujeres en edad de trabajar lo hace y que globalmente ganan entre un 30% a 50% menos que los hombres en trabajos iguales; que las mujeres se desempeñan sólo en 1% de los cargos directivos de empresas; y que a nivel parlamentario, las mujeres sólo ocupan el 19% de los escaños.

En relación a la presencia de las mujeres como Jefas de Estado, la Senadora Allende destacó que en América del Sur, contamos con la Presidenta Cristina Fernández, en Argentina, con Dilma Rouseff en Brasil y hasta hace un año con Michelle Bachelet en Chile, y “que aunque sólo 17 mujeres ostentan hoy en el mundo la primera magistratura de su país, ninguna de ellas dirige un sistema dictatorial y todas han sido elegidas democráticamente”, mención que generó un aplauso cerrado entre las y los asistentes.

Por otra parte, Isabel Allende subrayó la importancia de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, como el acceso a las redes sociales, para las mujeres. “El uso de las TIC es fundamental para la democratización de la información y las comunicaciones, y tenemos que romper la brecha digital entre hombres y mujeres, desarrollando programas de capacitación desde los niveles locales y regionales. Su aprendizaje no sólo mejora la autoestima de las propias mujeres, sino que también trae aparejado el descubrimiento de nuevas habilidades y aptitudes para la vida cotidiana, su aplicación en sus roles de dirigentas sociales y políticas, como igualmente en el emprendimiento de nuevos negocios”.

Dentro de las propuestas planteadas por ambas parlamentarias, destacaron el acceso a más y mejores oportunidades en la calidad del trabajo de las mujeres, el incremento de salas cunas y acceso pre-escolar para los hijos, la ampliación del pre y post-natal, la valorización económica del trabajo doméstico de las mujeres, las campañas de concientización y leyes para enfrentar la violencia contra la mujer e intrafamiliar, el exigir a las empresas una mayor participación de las mujeres en sus directorios y decisiones e incluso una RSE de género, y que la paridad se exprese efectivamente en los diversos niveles políticos, ya que “la paridad es una herramienta esencial para la profundización y perfeccionamiento de nuestra democracia”.

Finalmente, la Senadora Allende declaró que “en Chile aún tenemos temas pendientes y debiéramos cambiar nuestra Constitución, que aunque ha tenido modificaciones importantes, sigue siendo la que fue instaurada en dictadura. En este sentido, tenemos que terminar con el sistema binominal que es excluyente y que afecta directamente la participación de las mujeres; requerimos la desarrollar plebiscitos para temas fundamentales donde se pueda pronunciar la ciudadanía, como también, tener la opción de iniciativas populares de ley”.

“Aunque durante los 20 años de democracia en que gobernó la Concertación, se produjeron importantes avances para la participación de las mujeres, necesitamos de una mayor institucionalización de los diversos mecanismos para la equidad de género, de tal manera que no pongamos en riesgo los avances logrados. La participación de las mujeres es fundamental para mejorar la calidad de la política y la democracia”, concluyó Isabel Allende.