Menú×

Noticias

El Gobierno Debe Explicar Por Qué Ordenó Aprobar Castilla En Un Proceso Totalmente Irregular

Viernes 25 de Febrero de 2011 | Actualizado el 28/10/2017 a las 20:07:09
La aprobación se basa en un cambio arbitrario de la calificación de contaminante hecha por la Seremía de Salud, Nicolás Baeza, y que es casi idéntico al anterior informe que fue rechazado por la justicia. El gobierno con esto buscó torcer la acción de la justicia para aprobar la Megacentral a carbón de Castilla.

Luego de la Aprobación por parte de la Corema de Atacama del proyecto de Megacentral Castilla, la Senadora Isabel Allende manifestó su disconformidad con el proceso, denunciando una serie de vicios procedimentales con la venia del gobierno: “La aprobación se basa en un cambio arbitrario de la calificación de contaminante hecha por la Seremía de Salud, Nicolás Baeza, y que es casi idéntico al anterior informe que fue rechazado por la justicia. El gobierno con esto buscó torcer la acción de la justicia para aprobar la Megacentral a carbón de Castilla”, señaló.

 

Isabel Allende hizo hincapié en la responsabilidad del gobierno que ha “permitido un proceso impresentable de aprobación, que culmina con una lamentable sesión de la Corema Regional. La Intendenta Ximena Matas apresuró la decisión, y durante el proceso no permitió el debate y dio muestras de autoritarismo. Este proyecto por su magnitud y sus impactos requería mayor análisis, reflexión y una discusión mayor. La Intendenta Matas actuó de oficio como si la Megacentral fuese una obra menor”, aseguró.

 

La Senadora señaló que “el país debe saber que mientras el Presidente Piñera promete energías limpias y desarrollo sustentable a través de la medios, enviando al Ministro Golborne a negociar acuerdos sobre energías renovable, sus funcionarios regionales, aprueban la Megacentral sin discutir, sin considerar a la comunidad ni los argumentos técnicos sobre sus riesgos y magnitud. El Gobierno debe explicar al país por qué aprobó Castilla en un proceso tan cuestionado, con demasiadas irregularidades y rechazos de la misma comunidad”, sostuvo.

 

Isabel Allende criticó el camino que tomó la empresa para “aprobar a toda costa el proyecto Castilla, pues CGX no ha escatimado en recursos para llegar a acuerdos con opositores, en vez de invertirlos en mejoras sustanciales de su proyecto contaminante. Tenemos una central de 2400 MW, la más grande de Sudamérica, con una cancha de ceniza en las inmediaciones de una zona de conservación, declarada contaminante y emplazada en coordenadas de una rica fauna marina y potencial turístico” señaló.

 

La Senadora Allende sostuvo que, a pesar de la aprobación “la central Castilla como está concebida, no cumple la nueva norma de emisiones que el gobierno aprobó, por lo que debiera ser reformulada, y por tanto, retirada de su tramitación. Una Megacentral con esas características no puede ser aprobada en un proceso lleno de dudas que nos dejará con una pésima imagen de país contaminante. No puede ser que la nueva institucionalidad ambiental quede manchada con este caso”, dijo.

 

 

Finalmente, Isabel Allende sostuvo que “apoyaremos las acciones de la comunidad, en especial las judiciales y administrativas que buscan objetar esta aprobación forzada y que el proyecto sea reingresado dentro de un nuevo proceso”.