Menú×

Noticias

La Mina Cerrará Y Piñera Debe Dar Soluciones A Los Mineros

Lunes 20 de Septiembre de 2010 | Actualizado el 28/10/2017 a las 23:21:41
Entrevista con la senadora socialista Isabel Allende, hija del ex presidente Allende, realizada por la periodista Carmen de Carlos, enviada especial a la Mina San José del diario español ABC.

La senadora Isabel Allende recorre, una vez más, el campamento Esperanza. A paso ligero le abordan mineros con demandas laborales, esposas de los 33 atrapados bajo tierra y hasta carabineros para ponerla al día de las novedades. Legisladora en la Cámara Alta por la región de Atacama, el territorio más seco de la superficie chilena, pero el más rico, la hija del difunto presidente Salvador Allende hace un aparte con ABC.

Bajo uno de los toldos donde los familiares escriben cartas, la senadora se pregunta en voz alta: «¿Y los otros trescientos? ¿Qué pasa con ellos? Tenemos que ocuparnos y lo estamos haciendo de los 33 sepultados con vida, pero el resto de los mineros, los que están aquí, piden soluciones y trabajo. El Gobierno de Piñera debe darles soluciones», sentencia Allende.

Minutos antes, los mineros en paro que acuden a diario a San José le habían pedido ayuda. «No saben qué va a ser de ellos. La mina, como es de esperar, se cerrará. Así no puede funcionar. El Gobierno les ha ofrecido otros puestos de trabajo, pero a 400 kilómetros de sus hogares y con remuneraciones peores. No puede ser», lamenta la senadora socialista.

Pareciera que la tragedia se ha instalado en Chile. En febrero, a principios de año, un terremoto seguido de maremoto arrasó con buena parte de la costa y desde el 5 de agosto, fecha del derrumbe, los mineros siguen atrapados. Los políticos y el presidente, Sebastián Piñera, cuya popularidad se ha disparado y ayer visitó el campamento con ella y con la escritora del mismo nombre, han recibido reproches por la falta de seguridad en las minas y por el presunto aprovechamiento político de la tragedia. «No se le puede echar la culpa de esto a Piñera. El presidente se la jugó por los mineros. Apostó desde el principio por ellos. Es cierto que ha subido unos diez puntos en las encuestas pero es un efecto normal, no voy a criticarle por este asunto», zanja Isabel Allende, cuya afinidad ideológica con Piñera es imposible de encontrar.

Minero rico, minero pobre

Se habla de mineros ricos y mineros pobres en función de si trabajan para el Estado o en el sector privado. «Es posible que Codelco (compañía minera del Estado) pague bien —reflexiona Isabel Allende—, pero también hay mineras privadas que ofrecen buenos sueldos. El problema es que en el sector privado hay más riesgos porque no se fiscaliza adecuadamente. Tienen que cumplir con el reglamento. La pregunta obligada es ¿puede repetirse un caso como éste? Hay que cumplir con la ley. Se deben realizar las inspecciones. Si se hace esto no tendremos más derrumbes como el de San José», asegura.

Otro tema se impone en la conversación, la comunidad Mapuche, la etnia más numerosa, tienen al país en vilo. Treinta y cuatro presos llevan más de dos meses en huelga de hambre. Demandan mejoras en las condiciones penitenciarias, un trato no discriminatorio y dialogar con el presidente Piñera. «No estoy alegre», reconoce Isabel Allende. «Celebro las buenas expectativas para los mineros y el Bicentenario, pero no puedo estar contenta con los mapuches en esa situación. Hay que ofrecerles una solución antes de que sea demasiado tarde», confiesa.