Menú×

Noticias

Es Urgente Garantizar Una Salida Justa Al Conflicto De Coemin

Sabado 03 de Julio de 2010 | Actualizado el 28/10/2017 a las 23:40:45
Tras la asamblea extraordinaria realizada ayer viernes por los trabajadores en huelga de la empresa minera COEMIN, la senadora Isabel Allende manifestó su preocupación y total compromiso por encontrar una salida definitiva al conflicto que se extiende por 55 días.

Tras la asamblea extraordinaria realizada ayer viernes por los trabajadores en huelga de la empresa minera COEMIN, la senadora Isabel Allende manifestó su preocupación y total compromiso por encontrar una salida definitiva al conflicto que se extiende por 55 días, ofreciendo ser garante -junto a los diputados de la región- en una última negociación votada por amplia mayoría.

“Una vez más hemos constatado que las posiciones rígidas en las negociaciones sólo agudizan los conflictos, y en este caso en particular, los trabajadores de Coemin necesitan una reivindicación de sus derechos laborales”, precisó la senadora Allende.

“Junto a los diputados Alberto Robles (PRSD), Lautaro Carmona (PC), y los UDI Carlos Vilches y Giovanni Calderón, hemos comprobado mediante nuestra presencia en la asamblea de los trabajadores que el movimiento está en un punto crítico. Y como parlamentarios de la zona, hemos ofrecido ser garantes en una última negociación, que traiga tranquilidad a cientos de familias que se han visto afectada por esta lamentable extensión del conflicto. Es urgente garantizar una salida justa al conflicto de Coemin”, señaló.

La senadora socialista recalcó que “es de vital importancia que tanto la opinión pública como las autoridades pertinentes pongan atención al estado crítico en el que se encuentra este conflicto, ampliamente observado por todos los parlamentarios de la región. El no acuerdo de las partes podría ser devastador para cientos de familias de Atacama”.

“Hago un llamado a la empresa a retomar el diálogo con los trabajadores, porque hemos constatado que existe dolor en cada uno de estos mineros y de sus familias, y no podemos permitir que el quiebre de la mesa negociadora desemboque en un drama humano que puede acarrear costos insospechados”, indicó la parlamentaria.

Allende también se refirió a su preocupación respecto a que, de encontrar una solución al conflicto, se produzca el eventual despido de aquellos trabajadores vinculados al movimiento. “Mas allá de la situación del movimiento con este justo reclamo, espero que esto no desemboque en la creación de listas negras que afecten a dirigentes o trabajadores en general, quienes se la han jugado por esta demanda, enteramente legítima, y esa legitimidad es el sentimiento que debe permanecer en el espíritu de los trabajadores, de sus familias y de toda la sociedad”, puntualizó la senadora.

“La huelga de estos trabajadores, sostenida por casi 55 días, ha estado siempre vinculada a la legalidad. Por ello, es importante mantener la unidad, y hacer sentir a la comunidad la dignidad de esta demanda, porque ninguno de los parlamentarios de la región de Atacama quisiera que otras familias de trabajadores vivan lo que se ha visto a lo largo del conflicto de Coemin. Por ello, en mi rol de senadora de Atacama, y junto a los diputados de la región, queremos ser garantes de que el último esfuerzo por llegar a buen puerto en una negociación definitiva se realice con absoluta seguridad para los trabajadores”, finalizó Isabel Allende.