Menú×

Noticias

El Sename No Ha Estado A La Altura De Su Desafío

Martes 04 de Octubre de 2016 | Actualizado el 25/10/2017 a las 16:54:50
Un niño socialmente protegido llegará a ser un adulto integrado, y por ello requerimos una nueva institucionalidad que se haga cargo de la infancia vulnerable y los niños infractores de ley, destacó la Senadora y Presidenta PS Chile, Isabel Allende Bussi.

La Senadora de la Región de Atacama y Presidenta del Partido Socialista, Isabel Allende, señaló que “nuestra infancia vulnerable no puede seguir esperando”, tras conocerse los datos oficiales del SENAME, que dan cuenta de la muerte en distintas circunstancias de casi 900 menores de edad, en los últimos once años.

La parlamentaria agregó que “este es un problema urgente para abordar por este Gobierno, pero también para los que vienen”. Se requiere, agregó, “una nueva institucionalidad que se haga cargo de forma integral de nuestra infancia vulnerable y de los niños infractores de Ley, para lo cual debemos trabajar transversalmente, generando una adecuada fiscalización y regulación”.

Respecto al Servicio Nacional de Menores, la Senadora Allende explicó que “es evidente que no cuenta ni con la estructura, ni el personal ni los recursos para afrontar una problemática que es vergonzosa para toda la sociedad. El SENAME no ha estado a la altura de su desafío”.

Isabel Allende expresó que hay que reconocer que “acá hay un fracaso como sociedad, que no puede dejar a nadie indiferente. Hay que redoblar los esfuerzos de protección en la infancia y esa es una prioridad que debería anteceder a otras. Un niño socialmente protegido llegará a ser un adulto integrado”.

“Justo ahora que estamos discutiendo el presupuesto, recuerdo lo que muchos estudios internacionales han demostrado: cada dólar invertido en un niño son 7 dólares  que los Estados no tienen que gastar en rehabilitación de drogas, alcoholismo, centros de internación como el SENAME y cárceles".


Paralelamente, expresó que “las víctimas no pueden seguir siendo nuestro niños”, al recordar la pequeña asesinada por una bala loca y otro menor herido, tan sólo en las últimas horas. “La inseguridad en la que viven muchos ciudadanos y especialmente los niños es un síntoma de una grave enfermedad social, que comienza con esta infancia vulnerable”, concluyó.