Menú×

Noticias

Carta A La Militancia

Sabado 30 de Abril de 2016 | Actualizado el 25/10/2017 a las 22:17:32
La Presidenta del Partido Socialista de Chile, Senadora de la Región de Atacama, Isabel Allende Bussi, ha enviado esta carta a las y los militantes partidarios, a raíz de la frustrada inscripción de las primarias legales de la Nueva Mayoría.

Santiago, 30 de abril de 2016
 

Queridas compañeras, queridos compañeros,
 

He querido tomar contacto con todos ustedes, porque puedo imaginar el grado de molestia existente por los lamentables sucesos que frustraron la inscripción de primarias legales de la Nueva Mayoría para las próximas elecciones municipales.

No sólo molestia, también confusión por el cúmulo de informaciones contradictorias que han trascendido sobre los hechos y que han puesto un manto de duda en toda la opinión pública.

Al igual que ustedes, el estupor por lo que ocurrió el día de la inscripción y el esfuerzo por entender lo que ha ido sucediendo desde entonces, me han llevado a una reflexión que quiero compartir.

Lo primero que quiero es reiterarles el compromiso del Partido Socialista de Chile por hacer primarias, y en el mayor número posible de comunas. Legislamos ayer en el Parlamento para ello y persistiremos en lograrlo.

Lo segundo que deseo es aclarar que tenemos una responsabilidad como Nueva Mayoría, sus autoridades y negociadores de no haber podido alcanzar un acuerdo en el tiempo necesario, lo que amerita una reflexión más profunda sobre cómo cuidamos nuestra coalición, donde la unidad debe estar por encima de los legítimos intereses particulares que cada uno de nuestros partidos tiene.

En tercer lugar, sobre lo ocurrido en el SERVEL la noche de la inscripción, como ya es de público conocimiento no solo no era necesaria la presencia física –como lo han argumentado prestigiosos abogados- sino que se fue más allá de lo que era exigible por ley. De ahí nuestra reposición ante una evidente vulneración de derechos.

Con esto, en absoluto significa desconocer la autonomía del SERVEL, a quien recientemente se la entregáramos por ley, sino por el contrario el SERVEL es y será una institución fundamental para la democracia.

La presentación la hicimos ante la Directora (s), ya que la versión entregada a través de actas, no se ajusta a la verdad –en cuanto a que los presidentes y secretarios generales presentes no habrían inscrito el pacto y sus listas- cuando fue ella quien no lo permitió y de esta manera, queremos su rectificación o al menos su pronunciamiento, para poder concurrir a la Justicia Electoral.

Hemos tomado la decisión de ir al TRICEL –salvo que el SERVEL rectificara su posición- porque estamos defendiendo un derecho que nos asiste. Porque luchamos para corregir una arbitrariedad, cual es no aceptar la documentación –supuestamente por mi llegada diez minutos más tarde, lo que no lo exige la ley-, y porque se impide tener primarias legales, un acto democrático que fortalece a las instituciones y la democracia, imposibilitando que miles de ciudadanos puedan manifestar libremente su opción, a la hora de decidir quién es la mejor o el mejor candidato(a) para gobernar las alcaldías.

Estamos a la espera del pronunciamiento de la Directora (s) ante nuestra presentación, que difícilmente admitirá su error dadas sus versiones cambiantes. En todo caso, no cejaremos en demostrar la plena legalidad de nuestro procedimiento y la arbitrariedad que significa dejar sin primarias a la Nueva Mayoría

Asimismo, más allá de las responsabilidades institucionales que puedan caber en el fallido intento de inscripción en el SERVEL, tenemos una responsabilidad colectiva como Nueva Mayoría, sus negociadores y autoridades, por no haber podido alcanzar un acuerdo en el tiempo necesario.

Es este hecho el asunto de fondo y amerita una reflexión ineludible sobre cómo construimos y cuidamos una coalición para los cambios, en que el propósito de llevarlos adelante comprometa acuerdos por sobre los intereses particulares de cada uno de nuestros partidos, por legítimos que estos puedan ser.

Fallamos en este compromiso colectivo y tenemos que extraer las lecciones consecuentes, encontrando fórmulas para dirimir y resolver nuestras legítimas controversias y diferencias. Tenemos que reforzar nuestro espíritu de unidad para los cambios que la ciudadanía demanda, para demostrar que la política es servicio público, y para reconquistar el aprecio ciudadano con prácticas que efectivamente encarnen las ideas y los valores que profesamos.

En el intertanto, están nuestros secretarios generales y negociadores trabajando arduamente, y junto con reconocer nuestra responsabilidad por no haber alcanzado este acuerdo antes, hoy es más necesario que nunca lograr este acuerdo político. A pesar de este traspiés, somos una  coalición que ha sabido zanjar sus diferencias, y por sobre todo, mostrar su unidad.

Sabemos que es una negociación compleja. Somos siete partidos y legítimamente cada uno aspira a retener o postular sus candidato(a)s, reconociendo que a veces, no siempre, se abren a las primarias, los mismos incumbentes, o sus partidos, pero sobre todo entendemos nuestra obligación de proyectarnos después del  2017, para seguir trabajando por el Chile que todos soñamos.

Un abrazo fraternal,


SENADORA ISABEL ALLENDE BUSSI
PRESIDENTA DEL PARTIDO SOCIALISTA DE CHILE