Menú×

Noticias

Piñera Eludió La Respuesta Que Chile Exige

Jueves 10 de Marzo de 2016 | Actualizado el 25/10/2017 a las 22:33:25
La Presidenta del Partido Socialista de Chile y Senadora de la Región de Atacama, Isabel Allende Bussi, se refirió a las declaraciones realizadas por el ex Presidente Sebastián Piñera sobre el Royalty Minero, aprobado el 2010.

La Presidenta del Partido Socialista y Senadora de la Región de Atacama, Isabel Allende Bussi, se refirió a las declaraciones del ex Presidente Sebastián Piñera, respecto al Royalty Minero, a raíz de la información sobre la influencia de SOQUIMICH en la ley que fue promovida por el gobierno de derecha durante el año 2010.

La Presidenta del PS subrayó que “Lo que hizo Piñera fue simplemente justificar e intentar legitimar una cuestionada ley. El país tiene derecho a hacerse la pregunta hoy día y decir cómo aparecieron en el proyecto de ley del Royalty algo que había intercambiado el señor Contesse con el entonces Senador Longueira, ¿Qué grado de comunicación y de influencia quedó establecida? Yo creo que esa es la pregunta que no fue contestada y Piñera se fue por el camino fácil”.

Asimismo, la Senadora Allende reiteró que “¿Cómo fue que el proyecto de ley que envió el gobierno de Piñera, en el Artículo 4 transitorio, permitió que empresas nacionales -no extranjeras- se vieran favorecidas con la invariabilidad?”

Y en ese mismo sentido, la parlamentaria destacó: “Lo que me interesa decir es que el ex Presidente Piñera no respondió lo que todos queremos saber. ¿Por qué es importante? Porque claramente los parlamentarios estamos siendo criticados, y la gente se pregunta hasta dónde grandes empresas cooptaron o han seguido cooptando a parlamentarios o incluso a un gobierno, que redacta un artículo que es literal de algo que había sugerido un alto ejecutivo de una empresa, hoy día evidentemente cuestionada. Yo creo que esa es la pregunta de fondo”.

Finalmente, Isabel Allende planteó su opinión acerca de lo que debiera ser un verdadero Royalty para la minería. “Siempre dije que un verdadero Royalty fuera ojalá de un 10% de las ventas, y no este tramo que varía entre las rentas obtenidas, entre 4% y 9%, siendo muy difícil que se llegara al monto más alto. A mi juicio, este país perdió la oportunidad de haber hecho un Royalty de verdad, como lo tienen en otros países, que en el caso de Australia llega al 40% o en la OECD que el mínimo es un 17%. Abdicamos de esa posibilidad durante el gobierno de la derecha”.