Menú×

Noticias

Valoro La Aprobación Del Bono Reparatorio A Las Víctimas De La Dictadura Militar

Martes 20 de Octubre de 2015 | Actualizado el 25/10/2017 a las 23:26:10
La Presidenta del Partido Socialista de Chile y Senadora de la Región de Atacama, Isabel Allende Bussi, resaltó la buena noticia de haber generado un aporte reparatorio único para las víctimas de la dictadura militar.

La Presidenta del Partido Socialista y Senadora de la Región de Atacama, Isabel Allende Bussi, destacó la aprobación realizada en el día de hoy del aporte único, con que el Estado procura reparar a las víctimas de los derechos humanos, durante la dictadura militar, cuyos efectos perniciosos perduran hasta nuestros días.

La parlamentaria socialista destacó que las medidas y beneficios establecidos se mantienen vigentes, “pero tal como lo plantea la Convención Interamericana de Derechos Humanos y la Convención contra la Tortura, hemos adoptado esta medida para complementar los otros beneficios, considerando el acuerdo convenido, a partir de la mesa de trabajo establecida”.

La Senadora Allende subrayó que el acuerdo alcanzado con el gobierno ha permitido hacer un ajuste a la pensión Valech, en carácter de aporte único, “de esta manera todas las personas calificadas en la nóminas de las leyes Valech Nº1 y Nº2, recibirán $ 1.000.000.=, el que será pagado al mes subsiguiente de publicada la ley, y estimamos que ello se producirá en el mes de diciembre de este año”.

Asimismo, se concederá este bono reparatorio a todas los cónyuges sobrevivientes de quienes hubiesen estado incluidos en los listados dispuestos por la ley Nº 19.992 y Nº 20.405, el que ascenderá al 60% del monto señalado para el titular. “Este aporte será imputable al monto que, en su caso, se otorgue por concepto de reparación pecuniaria a cada víctima de prisión política y tortura”.

Este bono beneficiará a 36.161 personas, de las que 29.898 son titulares y 6.187 son cónyuges sobrevivientes, por lo que finalmente reiteró que “con este aporte, el gobierno está cumpliendo el compromiso asumido con las víctimas de prisión política y tortura, avanzando en la compensación necesaria y asume sus obligaciones internacionales en la materia”.