Menú×

Noticias

Los Orígenes Del 1º De Mayo

Sabado 01 de Mayo de 2010 | Actualizado el 28/10/2017 a las 23:57:11
Un aporte recibido sobre la historia de la fecha que se conmemora la matanza del 1º de mayo de 1886, acaecida en Chicago, Estados Unidos, y el día de San José Obrero, instituido por el Papa Pío XII, en 1955.

El 1° de mayo de 1886, en Estados Unidos, 200.000 trabajadores iniciaron una huelga con el objetivo de lograr que se estableciera la jornada de trabajo de 8 horas. Hasta entonces, los trabajadores y empleados trabajaban las horas que el empleador les exigiera, con un promedio de 18 horas diarias, incluidos los menores de edad.

En Chicago las movilizaciones siguieron los días 2 y 3 de mayo. Este último dìa se concentraron en la plaza de Haymarket más de 20.000 personas que fueron reprimidas por la policía. Un artefacto explosivo estalló entre los policías produciendo un muerto y varios heridos. La policía abrió fuego contra la multitud matando e hiriendo a un número no precisado de obreros. Es la matanza de Chicago.

En junio, se inició la causa contra 31 personas acusadas de responsables, que luego quedaron en 8. Las irregularidades en el juicio fueron muchas, violándose todas las normas procesales de forma y de fondo, tanto que posteriormente ha llegado a ser calificado de juicio farsa, como el conocido juicio farsa de Sacco y Vanzetti. Los acusados fueron declarados culpables. Cinco condenados a muerte, dos a prisión perpetua y uno a 15 años de trabajos forzados.

Se trataba en su mayoría de inmigrantes, en efecto, cinco eran alemanes, uno inglès y sòlo dos norteamericanos. De los ajusticiados, tres de ellos eran periodistas, dos tipógrafos, uno carpintero, otro era vendedor, y completaba el grupo un pastor metodista.

Albert Parsons, el único norteamericano ahorcado, también periodista, se presentò voluntariamente para solidarizar con sus compañeros, junto con probar que no estaba en la manifestación. Fue, como ellos, condenado a muerte.

Fuè el New York Times, de los EE.UU., y no El Mercurio, quièn editorializò en esos días, lo siguiente: «Las huelgas para obligar al cumplimiento de las ocho horas pueden hacer mucho para paralizar nuestra industria, disminuir el comercio y frenar la renaciente prosperidad de nuestra nación, pero no lograrán su objetivo».
Contrariamente a lo anhelado por el New York Times la jornada de ocho horas, que muchos - sin saber porquè- gozan hoy dìa en Chile, fue asumida progresivamente por casi todos los países industrializados y democráticos.

En los Estados Unidos no se celebra esta conmemoración. En su lugar se celebra el Labor Day el primer lunes de septiembre, en un vistoso desfile realizado en Nueva York.

La celebración del dìa de San Josè Obrero que, como se vè, no es ni remotamente el origen de las conmemoraciones del 1º de mayo, fue instituida casi dos mil años después de la eventual existencia de San Josè Obrero, por el Papa Pio XII, en 1955, con el nombre de Dìa del Trabajo, una denominación que podría confundir la conmemoraciòn de la verdad històrica de una matanza en la lucha por un derecho civil.

Aporte de Eugenio LLona