Menú×

Noticias

Senadores Allende Y Letelier Piden Acelerar Soluciones Para Ex Presos Políticos

Jueves 30 de Abril de 2015 | Actualizado el 26/10/2017 a las 15:03:51
Los senadores socialistas Isabel Allende Bussi y Juan Pablo Letelier Morel manifestaron su preocupación por la situación de los ex presos políticos en huelga que comenzaron una huelga seca, habiendo ya dos personas que han tenido que ser derivados al Hospital Van Buren.

La huelga de hambre iniciada por los ex presos políticos en las regiones de O´Higgins, Valparaíso y la Región Metropolitana, ya cumple más de 18 días, y los huelguistas solicitan que el gobierno se comprometa con un proyecto de ley de indemnización, junto con la homologación de la pensión Valech al monto que entrega la pensión Rettig. En este contexto, los senadores socialistas Isabel Allende y Juan Pablo Letelier se reunieron con los ex presos políticos en Rancagua, el 18 de abril y plantearon la situación a la Subsecretaría del Interior.

Sin embargo, la situación se ha agravado, dado que la mayoría de quienes están en huelga son personas mayores de 70 años, y algunos han iniciado una huelga seca, al considerar que sus planteamientos no han sido escuchados.

En este contexto, la Senadora Allende declaró que “lamento que estemos llegando a este punto y que no hayamos sido capaces de resolver dignamente la pensión de quienes sufrieron cárcel, vejámenes, torturas y apremios ilegítimos durante la dictadura militar. Hemos estado realizando gestiones con la Subsecretaría de Interior, y espero que tal como nos hemos informado, se constituya una mesa de diálogo para buscar las mejores soluciones a un problema que hay que resolverlo ya, Toda mi solidaridad para las compañeras y compañeros que están sufriendo esta situación”.

Por su parte, el Senador Letelier subrayó que “este no es un tema previsional de los ex presos políticos y torturados, esto es un problema de reparación, y lo que ellos están planteando es que las reparaciones a las víctimas de derechos humanos ha sido insuficiente. Este es un problema de país, no solo del gobierno, ya que en el Parlamento tendremos que pronunciarnos, a partir de la legislación que nos proponga el Ejecutivo”.

Ambos parlamentarios destacaron que “lo que está en juego es la dignidad y calidad de la reparación, y ya han pasado más de 25 años desde la recuperación de la democracia, por lo que esperamos llegar a una solución definitiva, por algo que nos parece justo frente a las violaciones a los derechos humanos que sufrieron mujeres y hombres, por el solo hecho de pensar distinto”.