Menú×

Noticias

Hacia La Igualdad De Género En Las Empresas Públicas

Viernes 09 de Enero de 2015 | Actualizado el 26/10/2017 a las 15:39:30
Columna de la Presidenta del Senado, Isabel Allende Bussi, publicada en la página web www.senado.cl, a raíz de la moción presentada por la parlamentaria, para promover la igualdad de género en los directorios de empresas públicas.

Esta semana ingresamos la moción “Proyecto de Ley que establece el porcentaje de género de las empresas públicas” para continuar avanzando en la búsqueda de la igualdad de género, contando con la amplia colaboración de la Subsecretaria de Economía, Katia Trusich.


Este proyecto de ley busca establecer un sistema de cuotas en los directorios de las empresas públicas, iniciativa que se basa no solo en superar brechas discriminatorias entre hombres y mujeres, sino también obedece a razones técnico-económicas que posibilitan un desarrollo más eficiente para el país.


Es importante destacar que si bien en los últimos años se ha producido un incremento de la fuerza laboral femenina –llegando al 47,2%- esta alza no se ha visto reflejado en los altos cargos directivos. En efecto, la mujer al ingresar a la fuerza laboral activa se ve enfrentada a una segregación vertical, vale decir, sus posibilidades de inserción se concentran principalmente en las plantas bajas de las jerarquías organizacionales de una empresa. Ello se traduce en una verdadera pirámide de poder, donde mientras más altos son los cargos, menor es la inclusión de mujeres.  


Así, el presente proyecto, introduce cuotas de género en los Directorios de las Empresas del Estado, de manera que ningún sexo supere el 60% en su composición, a fin de asegurar la participación de la mujer en dichos directorios. Con esta moción, se reducirá la desigualdad, se alcanzará una mayor competitividad, y se promoverán los talentos femeninos, que han tenido claramente menos oportunidades que los hombres.

Esta moción es de suma importancia para nuestro sistema democrático, pero además por un tema productivo y de crecimiento económico, ya que está comprobado que en países que ya tienen equidad en este aspecto, la competitividad ha aumentado de manera importante, reflejándose en la economía, en el crecimiento y la generación de empleos.

Según la OCDE, los directorios con mayor diversidad de género pueden contribuir a un mejor gobierno corporativo. Un directorio heterogéneo puede vigilar más intensamente el comportamiento ejecutivo, dado que las mujeres son, por lo general, poco representadas en las llamadas “redes de favoritismo”, la presencia de más directores mujeres podría traer miradas más independientes en la sala de directorio y reforzar su función.

Asimismo, directorios con más diversidad de género tienden a tener una mayor variedad de orígenes, experiencias, perspectivas y habilidades para resolver problemas. Todo esto puede ser transmitido a los altos directivos y mejorar el gobierno corporativo de la empresa.

En esta línea, debo recalcar que si este sistema continúa en la senda actual, las mujeres continuaremos sub representadas en empleos corporativos de alto nivel. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo, durante el año 2009, las mujeres ocuparon sólo uno de cada diez cargos directivos en las compañías de los países pertenecientes a dicha organización.  

Estos datos reflejan no solo las dificultades a las que se ve enfrentada una mujer al ingresar al mundo laboral, sino también la brecha en igualdad de oportunidades para acceder a cargos de primera jerarquía, como consecuencia de la discriminación por género.

Con el objeto de avanzar en la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, el programa de Gobierno de la Presidenta Bachelet incluye una Nueva Agenda de Género basada en los derechos de igualdad y autonomía de las mujeres. En particular, su programa establece que desde el primer semestre de su Gobierno se integrará al menos a una mujer en el directorio de cada una de las empresas del Estado.

El desafío es grande, pero mediante un amplio debate que abarque a la sociedad completa, sumado a un trabajo legislativo serio, integrador e igualitario, podremos trabajar de la mano del SERNAM, la SEGPRES, el Ministerio del Trabajo, y el Ministerio de Economía, junto a todas las reparticiones relacionadas, para continuar avanzando en eliminar la desigualdad de género en Chile.