Menú×

Noticias

Requerimos Un Marco Legal Que Evite El Acoso Sexual En Cualquier Lugar De La Sociedad

Miercoles 26 de Noviembre de 2014 | Actualizado el 26/10/2017 a las 16:30:28
La Presidenta del Senado, Isabel Allende Bussi, presentó una moción para ampliar la prohibición del acoso sexual en toda organización o grupo intermedio de la sociedad, para resguardar el derecho a no sufrir este tipo de agresiones.

Un proyecto que modifica la ley que tipifica y sanciona el acoso sexual y que busca establecer la prohibición de este delito en cualquier organización o grupo intermedio, ingresó a la Corporación, la Presidenta del Senado, Isabel Allende Bussi, quien expresó que “es fundamental resguardar este derecho fundamental, y así poder evitar que estos actos ocurran en todo ámbito de nuestra sociedad", expresó la segunda autoridad del país.


Allende Bussi recordó que la Ley 20.005, la cual “Tipifica y Sanciona el Acoso Sexual”, está restringida únicamente al acoso sexual ocurrido al interior de la relación laboral, no considerando todos los ámbitos de relaciones en los cuales se desarrollan las personas y que están fuera del ámbito profesional o laboral, "situación que debemos corregir para poder garantizar a las chilenas y chilenos que están resguardados por ley ante cualquier tipo de acoso sexual, sin limitar el lugar donde haya ocurrido el hecho", explicó la máxima autoridad del Congreso Nacional.


La Senadora de la Región de Atacama, dijo que en lo referido a la restricción de la Ley de Acoso Sexual al ámbito laboral, "en este proyecto se amplía la prohibición de esta conducta a todo órgano, organización, ente o grupo intermedio de la sociedad, elementos fundamentales para que esta ley resguarde este derecho humano esencial", manifestó Isabel Allende.

 

En definitiva, la Presidenta de la Corporación declaró que “los actos de acoso sexual son contrarios a los derechos humanos, por tanto cualquier conducta debidamente comprobada, ya sea verbal, sicológica o física efectuada de forma indebida y que implique una conducta sexual rechazada por quien lo recibe, claramente es un atentado a la dignidad de la o el afectado. Por ello es urgente tener un marco legal para así evitar este tipo de atropellos a la dignidad de cada chilena y chileno", finalizó la Senadora de la Región de Atacama.