Menú×

Noticias

Chile Necesita Una Subsecretaría De Recursos Hídricos

Jueves 28 de Agosto de 2014 | Actualizado el 26/10/2017 a las 23:47:59
La Senadora de la Región de Atacama y Presidenta del Senado, Isabel Allende Bussi, participó como expositora en el XII Congreso Latinoamericano de Hidrogeología y el XXVI de Hidraúlica, organizado por ALHSUD y AIRH.

La Presidenta del Senado, Isabel Allende Bussi, participó como expositora del XII Congreso Latinoamericano de Hidrogeología y XXVI de Hidraúlica, organizado por la Asociación Latinoamericana para la Hidrología Subterránea para el Desarrollo (ALHSUD) y la Sociedad Chilena de Ingeniería Hidráulica (SOCHID), junto a la División Latinoamericana de la IAHR, y cuyo tema central fue “El Agua y su Interacción con el Medio Ambiente y la Sociedad en un Contexto Global Cambiante”.

La Senadora de la Región de Atacama dio cuenta de la crisis del agua que enfrenta Chile hoy, que a pesar de ser un país pionero en Latinoamérica en la cobertura de agua potable y saneamiento en zonas urbanas y rurales “las estadísticas de 2011 de la SUBDERE muestran que 117.228 viviendas rurales (13,27%) no cuentan con agua potable y 266.638 (30,19%) no tienen alcantarillado”, y estos problemas se van transformando en situaciones de conflicto entre actividades productivas, entre usuarios y comunidades.

Asimismo, la parlamentaria destacó “el nombramiento del Delegado Presidencial del Agua, por parte del gobierno de la Presidenta Bachelet, quien tendrá que formular una serie de propuestas, para orientar las decisiones trascendentales que tendremos que enfrentar como país, en esta materia”.

Isabel Allende reiteró como lo ha venido planteando que “la prioridad absoluta del uso del agua debe ser el consumo humano, y éste no puede depender solo de las fuerzas del mercado, sino que el Estado debe tener una participación activa, con sentido estratégico para el desarrollo del país”.

Respecto al trabajo en el Congreso, la Senadora Allende destacó su propuesta –haciéndose cargo del informe emitido por el Banco Mundial- de la necesidad de “crear una Subsecretaría de Recursos Hídricos, que coordine las más de 100 atribuciones y funciones que hoy se distribuyen en 43 organismos públicos vinculados a la temática, que esté radicada en el Ministerio de Obras Públicas, considerando la experiencia en la materia y por no estar vinculado al fomento de ningún sector productivo en particular”.

La parlamentaria expresó que “si esta propuesta se verifica, la Subsecretaría debiera hacer frente a los desafíos que nos impone la desalación de agua de mar, que hoy aparece como una opción real para resolver los problemas estructurales que afectan a diversos territorios, en particular a mi región, la Región de Atacama. Esta solución supone también, una articulación público-privada, capaz de abordar los desafíos energéticos y medioambientales de manera innovadora, y no solamente aumentando los costos de las cuentas de las y los ciudadanos”.   

Respecto al nuevo marco jurídico y la nueva institucionalidad, la Senadora Allende reiteró que “éstas tienen que venir acompañadas de una Política Nacional del Agua que propenda a la sustentabilidad del recurso, y que éste se garantice, en primer lugar, para el consumo humano. Además, que apunte a un conocimiento acabado de la realidad de nuestras fuentes de agua y su distribución en las cuencas; a una gestión ordenada e integrada del agua a su territorio; a promover la generación de organizaciones de usuarios con mayores capacidades y competencias; a un uso más eficiente por parte del conjunto de las actividades productivas. En definitiva, a generar un cambio cultural en nuestra relación con el agua”.

Isabel Allende explicó que en el Parlamento hay una gran unanimidad y conciencia de la prioridad de esta temática, y que es necesario abordarla con urgencia. En consideración a ello, “se definió establecer una Comisión Especial de Recursos Hídricos -que es presidida por la Senadora Adriana Muñoz y de la cual formo parte- donde trabajaremos todas las iniciativas parlamentarias que hoy estamos debatiendo en el Congreso”.

Finalmente, la Presidenta del Senado reiteró que lo más importante es “que todas y todos nos pongamos de acuerdo en que requerimos establecer que el acceso al agua es un derecho humano, que debemos reconocer en nuestra Constitución. Este no es un tema ideológico, sino que el agua es un elemento vital para todas y todos”.