Menú×

Noticias

No se puede vulnerar los derechos y la dignidad de las mujeres

Lunes 02 de Abril de 2018 | Actualizado el 02/04/2018 a las 18:57:36
La Bancada de Senadores del Partido Socialista de Chile presentó un requerimiento ante la Contraloría para que ésta realice un dictamen acerca que los prestadores privados de salud que reciben recursos públicos, no pueden acogerse a la objeción de conciencia institucional.

La Senadora Isabel Allende presentó esta mañana, junto a los senadores de la Bancada PS, un requerimiento ante la Contraloría General de la República con el objeto que el órgano realice un dictamen estableciendo que los prestadores privados de salud que reciban recursos públicos, no puedan acogerse a la objeción de conciencia institucional.

La parlamentaria por Valparaíso afirmó: “La modificación del protocolo por el gobierno de Piñera fue una vulneración para los derechos y la dignidad de las mujeres, teniendo presente que la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo por tres causales costó muchísimo sacarla adelante”.

El requerimiento tiene como fundamento el DFL N°36 de 1980, que regula los convenios del servicio de salud con prestadores privados. Dicha normativa establece que los organismos, entidades o personas que celebren convenios con los servicios públicos formarán parte del Sistema Nacional de Servicios de Salud, resultándoles -por ello- aplicables todas las normas, planes y programas de los establecimientos públicos. Por lo cual la norma que rige la objeción de conciencia se debe aplicar -de la misma manera- a dichos establecimientos privados.

Isabel Allende agregó: “No puede ser que el gobierno haya modificado el protocolo, habiendo un decreto del año 80 que dice que todos los establecimientos privados que reciben fondos públicos se tienen que allanar a las normas, planes y programas que rigen el sistema público de salud. Por lo cual, estas instituciones no tienen ningún derecho para invocar objeción de conciencia institucional y evitar la prestación de un servicio”.

La Senadora Allende reiteró “Si esto sucede, significará que la mujer que se encuentre con esta situación tendrá que ir de un lugar a otro, para buscar un establecimiento de salud que pueda atenderla. No corresponde que ello ocurra”.