Menú×

Noticias

Nos Hemos Comprometido Con Los Y Las Trabajador@s Domestic@s Aprobando El Convenio 189

Martes 03 de Marzo de 2015 | Actualizado el 26/10/2017 a las 15:26:45
La Presidenta del Senado, Isabel Allende Bussi, celebró la aprobación por unanimidad del Convenio 189, sobre el Trabajo Decente para las Trabajadoras y los Trabajadores Domésticos?, adoptado por la Organización Internacional del Trabajo, el 16 de junio de 2011.

La Presidenta del Senado, Isabel Allende Bussi, valoró el importante respaldo recibido por parte de todas y todos los senadores que respaldaron el proyecto de acuerdo del “Convenio 189, sobre el Trabajo Decente para las Trabajadoras y los Trabajadores Domésticos”, adoptado por la Organización Internacional del Trabajo, el 16 de junio de 2011. (Boletín N° 9.560-10), con una mayoría absoluta y quedando listo para ser promulgado por la Cámara de Diputados.

La Senadora Allende destacó que “Este instrumento internacional apunta a la protección de los y las trabajadoras doméstic@s que en nuestro país, suman más de 370.000 personas, de las cuales más de 350.000 son mujeres”.

De acuerdo a lo comprometido por nuestro país, al promulgarse este proyecto de ley, se considera lo siguiente:

- Enfatiza la importancia que tienen los trabajadores domésticos en la economía mundial, así como en el poco valor que se le otorga a su trabajo, el cual es realizado principalmente por mujeres y niñas, muchas de las cuales son migrantes o forman parte de comunidades desfavorecidas, particularmente vulnerables a la discriminación con respecto a las condiciones de empleo y de trabajo, así como a otros abusos de los derechos humanos.

- Se define como trabajador doméstico a toda persona que realiza tareas en un hogar, en el marco de una relación de trabajo. De este modo, quienes realicen trabajos domésticos de forma ocasional o esporádica, sin que se trate de una ocupación profesional, no se considerará trabajador doméstico.

- Obliga a todos los Estados Miembros a asegurar la promoción y la protección efectiva de los derechos humanos de todos los trabajadores domésticos, de conformidad con las disposiciones del Convenio, destacando: la libertad de asociación, la libertad sindical y el reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva; la eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio; la abolición efectiva del trabajo infantil; y la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación.

- Cada Estado deberá fijar en su legislación una edad mínima para los trabajadores domésticos, asegurando el acceso a la educación escolar de todos aquellos menores de 18 años, pero mayores de la edad mínima que se determine.

- Impone a los Estados Miembros el deber de adoptar diversas medidas tendientes a asegurar la dignidad de las personas que realicen trabajo doméstico, tales como las destinadas a asegurar que éstas reciban una efectiva protección contra toda forma de abuso, acoso y violencia; que disfruten de condiciones de empleo equitativas y condiciones de trabajo decente y que sean informados sobre sus condiciones de empleo en forma adecuada, verificable y fácilmente comprensible, entre otras.

- Regula la contratación de trabajadores domésticos migrantes.

- Impone el deber de los Estados de establecer mecanismos de queja y medios eficaces accesibles para asegurar el cumplimiento de la legislación nacional relativa a la protección de los trabajadores domésticos.

La Presidenta del Senado reiteró que “con esta legislación estamos avanzando en más y mejor dignidad para todas las personas que realizan trabajo doméstico, para protegerlas de cualquier tipo de abuso, como igualmente para que las condiciones laborales sean de acuerdo a los parámetros de trabajo decente”.

Finalmente, la Senadora Allende destacó que el proyecto aprobado también regula la contratación de personas migrantes que ejerzan esta función. “Siendo Chile un país que está recibiendo población migrante, es importante que también protejamos sus derechos cuando ejerzan tareas domésticas, con contratos justos y que no se vean afectad@s por ninguna arbitrariedad e ilegalidad”.