Menú×

Noticias

Es preocupante que la objeción de conciencia limite los derechos de las mujeres

Domingo 29 de Abril de 2018 | Actualizado el 30/04/2018 a las 08:27:48
La Senadora por la Región de Valparaíso, Isabel Allende Bussi, manifestó indignación por el trato dado a Fernanda Sandoval, quien acudió al Hospital de Quilpué para que se le interrumpiera el embarazo, por inviabilidad fetal, pero se le negó la atención de salud.

Fernanda Sandoval acudió al Hospital de Quilpué con un sangramiento y contracciones producto de un embarazo de 15 semanas de gestación, donde solicitó la práctica de la interrupción del mismo por inviabilidad fetal. Sin embargo, los médicos que la recibieron se opusieron, impidiendo la realización del tratamiento correspondiente y dejando en la indefensión a Fernanda.

La Senadora por la Región de Valparaíso, Isabel Allende B., manifestó su indignación por el trato dado a esta mujer y reiteró sus aprensiones que había expresado cuando el Tribunal Constitucional aprobó esta nueva normativa: “Tal como lo dijimos, esta primera situación acaecida en un hospital público como el de Quilpué demuestra cómo se comienza a vulnerar los Derechos de las Mujeres, en un tema tan doloroso y por el cual luchamos tanto”.

La parlamentaria socialista destacó que “es muy grave que se produzcan este tipo de situaciones en cualquier hospital público o recinto privado, ya que cuando una mujer acude -como en este caso- a solicitar que se ejerza la ley para proteger su vida, no es posible que se encuentre con este tipo de respuestas, especialmente cuando es un servicio público”.

La Senadora terminó por hacer una solicitud al Hospital: “Solicitamos al Hospital desarrollar las investigaciones correspondientes, para determinar la responsabilidad administrativa que podría existir respecto al personal del hospital en los hechos que denuncia la joven. Además, es necesario que el Hospital garantice la prestación de una interrupción del embarazo a través de medidas rápidas y eficientes, aclarando quienes del hospital se han acogido a la objeción de conciencia”.